Selección Internacional es presentada por:

Selección Internacional

viernes 19 de junio, 2020

Recibe este informe todas las mañanas

Suscribirse
Informes anteriores
LMMJVSD

La diferencia entre los acreedores privados y el gobierno argentino es un monto que ronda los 6.800 millones de dólares pero aunque es una cifra que es aparentemente manejable para Argentina, la sensación de que no habrá acuerdo y de que el país caerá en default es casi un consenso Wall Street. La Corte Suprema estadounidense señaló que el gobierno no podía detener el DACA, el programa que da oportunidades de estudio y trabajo a los “dreamers”, esos jóvenes que habían llegado a Estados Unidos de niños e indocumentados. China dice que el rebrote del coronavirus está “bajo control”, mientras que el presidente francés y el primer ministro británico se reúnen en Londres y señalan que la salida definitiva del Reino Unido de la Unión Europea podrá ocurrir sin traumas en el otoño boreal. Y The Economist señala en su edición semanal que hay un “nuevo desorden mundial” y que organizaciones como la ONU está luchando para diseñar un orden a partir del caos. Pero señala que también es necesario que algunas potencias occidentales le planten cara al desafío que representa China.

Portadas

Las portadas del día

La diferencia entre el gobierno argentino y los bonistas llega hasta US$6.800 millones. La Nación señala que la última ronda de negociaciones entre el gobierno y los principales acreedores del país por la deuda logró recortar las distancias a una brecha de entre US$6.100 y 6.800 millones, pero dejó más frustraciones y malestar ante la falta de un acuerdo, que ayer derivó en duros mensajes cruzados entre los bonistas y el oficialismo y sembró más dudas sobre el futuro del canje. Las últimas ofertas presentadas por los tres principales grupos de acreedores del país acercaron las posiciones con el gobierno, que también mejoró su propuesta. Esa brecha, en cálculos del mercado, equivale menos de 1% del PIB repartido durante dos décadas. Para los bonistas, el acuerdo depende ahora de una decisión política y no hay mucho optimismo al respecto.

 

La operación de la Policía Federal brasileña contra Fabricio Queiroz es una tormenta perfecta sobre el gobierno. Correio Braziliense señala que el impacto político del arresto de Fabrício Queiroz en el gobierno de Jair Bolsonaro aún no se puede medir, pero no hay duda de que podría ser grande, dependiendo del resultado de las investigaciones en curso, según analistas y políticos. Tampoco parece haber ninguna duda de que si el expolicía militar o su esposa, que está en fuga, hablan sobre los planes de fractura en la oficina del entonces diputado de estado y ahora senador Flávio Bolsonaro (hijo del presidente), o sobre la supuesta participación del expolicia en milicias urbanas, el riesgo político puede aumentar.

 

La Corte Suprema estadounidense bloquea la apuesta de Trump para poner fin a DACA, una victoria para los «dreamers». The Washington Post destaca que la Corte Suprema rechazó el intento del gobierno de Trump de desmantelar el programa que protege a los inmigrantes indocumentados traídos a los Estados Unidos cuando eran niños, un aplazamiento para casi 650.000 jóvenes conocidos como «dreamers». La decisión de 5 a 4, escrita por el presidente del Tribunal Supremo John G. Roberts Jr., sorprendió al presidente Trump, quien dijo en un tweet que esta decisión y el fallo a principios de esta semana que la ley federal protege a los trabajadores LGBTQ fueron «disparos de escopeta en la cara a personas orgullosas de llamarse republicanos o conservadores». La decisión fue técnica: la administración no había brindado una justificación legal adecuada para poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) implementado por el presidente Barack Obama hace ocho años. Este programa permite a los afiliados calificados trabajar, estudiar y permanecer en los Estados Unidos con un permiso renovable.

 

Situación «bajo control» en Beijing. Le Figaro hace una actualización de la stuación de la pandemia en la capital China: el resurgimiento del Covid-19 en la capital china ahora está «bajo control», aseguraron las autoridades sanitarias. El ministerio de salud ha informado de 21 pacientes adicionales en las últimas 24 horas en Beijing, donde miles de residentes están de nuevo en cuarentena y haciendo fila en los centros de detección de la enfermedad. Hasta el momento y desde el jueves pasado, hay 158 nuevos casos en Beijing.

 

Macron visita Londres: hay esperanzas de un rápido acuerdo de Brexit. The Times destaca que el presidente francés, Emmanuel Macron, visitó el Reino Unido y se reunió con el primer ministro británico, Boris Johnson para conmemorar el 80 aniversario del discurso de Charles de Gaulle al pueblo francés de Londres después de huir de la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial. En el encuentro, Johnson le dijo a Macron que las conversaciones sobre el Brexit no deberían prolongarse más allá del otoño en medio de las intensas negociaciones sobre un acuerdo comercial posterior al Brexit. Macron dejó en claro que quería llegar a un acuerdo.

 

El nuevo desorden mundial. The Economist destaca en su edición semanal que si Estados Unidos se retira de las instituciones globales, otras potencias deben dar un paso adelante: hace 75 años, en San Francisco, 50 países firmaron la carta que creó las Naciones Unidas; dejaron un espacio en blanco para Polonia, que se convirtió en el miembro fundador número 51 unos meses más tarde. De alguna manera, la ONU ha superado las expectativas. A diferencia de la Liga de las Naciones, creada después de la primera guerra mundial, ha sobrevivido. Gracias en gran parte a la descolonización, su membresía ha crecido hasta 193. No ha habido una tercera guerra mundial. Y, sin embargo, la ONU está luchando, al igual que muchas de las estructuras, como la Organización Mundial del Comercio (OMT) y el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), diseñado para ayudar a crear orden a partir del caos. Este sistema, con la ONU en su apogeo, está acosado por problemas internos, por la lucha global para hacer frente al surgimiento de China y, sobre todo, por la negligencia, incluso la antipatía, del país que fue su principal arquitecto y patrocinador, los Estados Unidos.

Selección Internacional es presentada por:
Noticia que Manda

Chile en el mundo

Chile llegó a 3.841 muertos por coronavirus y pedirá a las compañías telefónicas que se sumen al monitoreo de las cuarentenas. Infobae dice que el ministro de Salud, Enrique Paris, dijo que el plan se basa en lo experimentado en Corea del Sur. Aclaró que no se busca “identificar a las personas”, sino constatar en cuánto bajó la circulación. Con 4.475 casos nuevos, superó la barrera de los 225.000 contagios: el gobierno informó, en un nuevo balance diario, que la cifra total de muertos por coronavirus en el país llegó a 3.841, tras reportarse 226 nuevos fallecimientos inscriptos en el Registro Civil (con la nueva metodología no necesariamente son decesos de las últimas 24 horas). Respecto a los contagios, se reportaron 4.475 casos nuevos y el país suma 225.103 infectados. El ministro de Salud, Enrique Paris, afirmó además que el gobierno busca sumar a las compañías de teléfono para realizar un monitoreo de la movilidad de las personas en las comunas que están en cuarentena en el país en medio de la pandemia. Y se elevó la pena máxima por violar el encierro a cinco años de prisión.

Noticia que Manda

En las páginas de opinión

Cómo derrotar al odio. David Jiménez escribe en The New York Times que en España sabemos que el odio es un tren sin frenos: ocho décadas después seguimos sin cerrar las heridas de nuestra Guerra Civil. Hemos vuelto a poner en marcha ese tren a ninguna parte. Los conflictos que cubrí como reportero, desde Mindanao a Sri Lanka, tenían un origen parecido: un día el adversario político comenzó a ser visto como una amenaza y el vecino que pensaba diferente, como el enemigo. Los bandos creyeron que el resentimiento sería manejable y que podrían desactivarlo antes de que fuera tarde. No fue así. Nunca lo es. Y no, España no está al borde de otro conflicto armado. El país es hoy una democracia europea, la decimotercera economía del mundo y el segundo destino turístico más visitado. Precisamente porque la tolerancia fue clave para llegar hasta aquí resulta frustrante el empeño en desandar el camino.

 

La movilización popular es necesaria para detener el fraude electoral en Venezuela. Alexis Ortiz escribe en El Nuevo Herald y dice que en el código genético del castrochavismo están inscritos el fraude electoral, la represión y corrupción. Eso se repite hasta la náusea. En estas semanas habían arrancado una maniobra astuta: seducir a algunos adversarios para dividir al sector democrático, usar su Tribunal Supremo de Justicia domesticado para crear un Consejo Nacional Electoral ilegal y, lo más mañoso, convocar unas elecciones que le permitieran a la narcodictadura impostar frente al mundo un antifaz institucional. Todo les estaba saliendo a gusto. Los líderes democráticos genuinos estaban empantanados en la pesadez burocrática y el acoso represivo feroz. Y de súbito le apareció a la narcodictadura un aliado oportuno, el virus chino, que obligó a la gente al encierro y, por ende, a amainar las protestas.

Noticia que Manda

También puede interesar

Un fuerte rebrote de Covid-19 obliga a Ucrania a prolongar la cuarentena hasta el 31 de julio. El primer ministro ucraniano, Denís Shmigal, anunció que «en una semana, a 4.853 personas se les ha diagnosticado infección por Covid-19». Según sus informaciones, «esta es la mayor cifra registrada en tan poco tiempo desde el comienzo de la pandemia (…) y es que muchos de nosotros percibimos el relajamiento de las medidas de cuarentena como su total abolición y, en consecuencia, hoy tenemos resultados lamentables». Shmigal advirtió que «el virus no ha desaparecido y continúa amenazando nuestra salud». «Entiendo que la gente está cansada de la cuarentena, pero actualmente no existe otra forma más efectiva de frenar la propagación del virus», afirmó. (ABC)

 

Oro de Venezuela: por qué el Banco de Inglaterra retiene 31 toneladas de lingotes del país sudamericano (y cuál es la pelea política y judicial que genera). 31 toneladas de oro están en el centro de una disputa legal entre el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Banco de Inglaterra. Los lingotes de oro, valorados en US$1.000 millones, están en las bóvedas de la institución inglesa y pertenecen a Venezuela, que ahora quiere venderlos y usar los fondos para combatir la propagación del coronavirus en el país, según el gobierno de Nicolás Maduro. Sin embargo, el Banco de Inglaterra ha rechazado la solicitud venezolana. ¿La razón? La actual directiva del BCV responde al gobierno de Maduro y la institución británica ha expresado sus dudas sobre la autoridad de esa directiva, argumentando que Reino Unido reconoce como gobierno legítimo el del líder opositor Juan Guaidó. (BBC Mundo)

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

Lo mejor de la prensa en tu correo

Suscribirse
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete