COLUMNAS DE OPINIÓN

Mecha Corta

La cocina política

Es en estos momentos cuando la dulzura ayuda a pasar los tragos amargos y este postre, que se preparaban en mi casa de campo, vienen como anillo al dedo. Recuerdo que me quedaba mirando en la cocina mientras los hacían y el secreto estaba en tratar bien los huevos y en hacer la receta con mucha tranquilidad, porque, de lo contrario, se cortaban y el resultado no era esponjoso. Lo mismo que le pasó a la ministra, quien en el apuro y sin la atención necesaria, habló más de la cuenta.

Seguir leyendo