COLUMNAS DE OPINIÓN

José Agustín Muñiz

La derecha en general y el gobierno en particular entienden el poder de manera tradicional. El poder que deriva del tamaño, la posición y los recursos de los actores, y que depende de los cargos y de las instituciones. Pero tienen un gran punto ciego en su espejo retrovisor que les impide ver otro tipo de poder, el de las redes. Por ese punto ciego llegó el tren que les atropelló.

Seguir leyendo