COLUMNAS DE OPINIÓN

Jorge Ramírez

Para el sector duro del bacheletismo, el escándalo del Banco Mundial se ha transformado en el mejor placebo contra la enfermedad de la derrota y un  estímulo a la ilusión de que todo se hizo bien, ya que lo malo se debe al aparente boicot.
Seguir leyendo