COLUMNAS DE OPINIÓN

Francisco Belmar

Mientras los políticos acusados no realicen actos de nobleza que apunten a un desarrollo ético de su labor, la clase política no se transformará en modo alguno. La condena de las “malas prácticas” debería salir de los discursos de campaña y comenzar a forjarse en actitudes políticas concretas y serias.
Seguir leyendo