COLUMNAS DE OPINIÓN

Camilo Cammás Brangier

Abogado, analista legislativo

Permitir esta práctica bajo el amparo de la ley trae efectos no previstos (o intencionalmente omitidos por sus defensores) que pueden afectar a toda la sociedad, incluso a nosotros mismos, aunque no lo deseemos. Es también una oportunidad para que algunos inescrupulosos hagan de esto un negocio, como el servicio de “Eutanasia a Domicilio” o la “Euthanasia Coaster”.

Seguir leyendo