COLUMNAS DE OPINIÓN

Amparo Carmona

La realidad que vivimos las mujeres no siempre es responsabilidad de otros; como dice el dicho, “hacen falta dos para bailar tango”. Y no nos pongamos vendas en los ojos, salvo la dominación por la fuerza física, todas podemos saber cómo defendernos del acoso, nunca es siendo víctimas, sino formándonos y empoderándonos para impedirlo, asumiendo riesgos, saliendo de nuestra zona de confort y con argumentos sólidos.

Seguir leyendo
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete