Unas polémicas declaraciones sellaron la suerte de Luis Castillo como subsecretario de Redes Asistenciales y, de paso, permitieron al Gobierno cerrar uno de los flancos abiertos con la DC y la oposición, que siempre cuestionaron a Castillo por su rol en el caso Frei Montalva. Por otra parte, el Presidente Piñera responde a las críticas de la centroizquierda y defiende el decreto que permite que las Fuerzas Armadas apoyen a la policía en la lucha contra el narcotráfico en las fronteras.
Seguir leyendo