La izquierda radical inició una movilización explícita para destituir al Presidente, a través de protestas callejeras o mediante una acusación constitucional. El asunto se convirtió también en munición electoral, y distintos candidatos se han sumado a la incursión contra el gobierno, suponiendo que eso les traerá réditos para las elecciones de mayo. La centroizquierda, en tanto, se debate entre plegarse o no a esos esfuerzos, mientras en el oficialismo hay de todo, desde un silencio temeroso a acciones electoralmente temerarias, como la aparición de Sebastián Sichel, quien inició una campaña de apoyo a la figura presidencial y las instituciones. De aquí a mediados de mayo se vivirán semanas vertiginosas.
Seguir leyendo
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO