Un restaurante que no falla es el Baco. Y no sólo eso: además, evoluciona. A su tienda de vinos sumó una panadería. Otro recomendado en esta edición es Lobo Brasserie, también con influencia francesa, pero que acierta en otro sentido: es capaz de tentar a los niños con platos que se alejan de los nuggets y las hamburguesas. Por otra parte, creamos una playlist "espacial"pensada en que, quizás, algún día, haremos nosotros mismos el viaje a la luna. Más de 30 canciones reunidas para acompañarnos durante al menos una parte del trayecto.
Seguir leyendo