Señor Director:

El sur de Chile pide a gritos más seguridad para sus habitantes debido a los actos terroristas que ocurren cada día en la región; este 31 de enero ocurrió un nuevo asesinato, a un trabajador en Tirúa. Iquique y otras zonas del norte claman estado de excepción, debido a el aumento de la delincuencia y la migración irregular. Me pregunto: ¿Quién acompañará a las víctimas, cuando el próximo 11 de marzo asuma el presidente electo Gabriel Boric, ya que este se ha manifestado contrario a los estados de excepción, incluso en su labor parlamentaria votando en contra de estos? La ciudadanía lo pide, ya que con el estado de excepción se sienten más seguros.