No es tarde para seguir con el agradecimiento hacia José Antonio Kast. Persona que demostró a muchos chilenos que con coraje, convicción y valentía se pueden alcanzar los objetivos y superarlos con creces. “Voy por metas” en varios programas decía cuando iba avanzando el proceso de las elecciones. Pero más que eso, cautivó a una juventud entera. Le devolvió el alma y las ganas de jugársela por Chile a miles de jóvenes que pensaban que sus ideales ya no tenían cabida. José Antonio es una persona que marca un antes y un después en política, pues marca una nueva generación que no le tiene miedo a decir las cosas como son, y gracias a él sabe que eso da frutos, que la verdad es lo importante. Gracias José Antonio Kast por eso y mucho más.