Libre Expresión

Escribe una carta al director

Enviar

Reacciones precipitadas

Publicado el 05 de octubre, 2019

Señor Director:

El señor José Luis Hernández Vidal celebra en carta a este medio que la Canciller alemana Angela Merkel diera el paso concreto de indicar que en adelante los alemanes pagarán 100.000 millones de euros en nuevos impuestos vía una tasa a las emisiones de carbono. Al mismo tiempo podemos inferir de la edición de la revista The Economist de la semana antepasada en artículo titulado «Predicting the climatic future is riddled with uncertainty» que las predicciones de temperatura climática son tan inciertas que se parecen a jugar a los dados. Sumado a ello, connotados científicos -como es el caso del Dr. John Christy, a cargo del programa de mediciones atmosféricas de la tropósfera de uno de los 3 satélites disponibles para ese efecto en el mundo y miembro de la mayor parte de los informes del IPCC de la ONU- informó en testimonio al congreso de EE.UU. en marzo de 2017 que los modelos computacionales utilizados por el IPCC representan mejor la realidad observada en los últimos 38 años si se omite la variable CO2 que si se la considera; es decir, que es falso que las concentraciones de dióxido de carbono de la atmósfera estén incidiendo significativamente en los cambios climáticos observados y que no se les puede creer en las predicciones de temperatura que han pronosticado, agregando que esta información ha sido ex-profeso ocultada por la ONU lo que requiere de seria auditoria (disponible aquí).

Con este nivel de incertidumbre y considerando el liderazgo ideologizado que predomina actualmente en la ONU, resulta a mi juicio una desgracia y una imprudencia la precipitación con que algunos gobiernos, incluso al borde de la recesión o con crecimientos deplorables, pretendan seguir sus consejos en lugar de auditar como corresponde la ciencia que ha estado detrás de cada uno de los informes emitidos.

De: Juan Ariztía Correa
Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más