Libre Expresión

Escribe una carta al director

Enviar

Profesores y reforma educacional a la chilena

Publicado el 29 de mayo, 2020

Señor Director:

La reforma educacional llegó, existe, ya es concreta. No la inició el Estado, mucho menos el Colegio de Profesores. Aunque es probable que alguna o ambas instituciones se la atribuirá en un futuro próximo, como parte de sus fines políticos y partidistas que las subyacen. La reforma educacional nace hoy en Chile desde la naturaleza del rigor como lo es una pandemia, que de seguro está transformando diversos tópicos del devenir histórico de la humanidad.

Parafraseando a Linda Darling, reconocida teórica de la educación, “el fenómeno se determina en el aula. Es ahí donde se desarrolla el quehacer educativo para llegar a su máxima expresión”. Hoy las aulas cerraron sus puertas en todo el país, el continente y gran parte del mundo. Pero para este último rincón del mundo, la educación hoy se determina en el trabajo de los profesores, explorando las emociones de cada estudiante y las nuevas tecnologías digitales que nos ofrece el mercado, estableciendo nuevas e innovadoras estrategias para proyectar contenidos, habilidades y evaluaciones, siempre desde aquellas emociones oscilantes de cada persona. Tantos años comparando los sistemas de educación estatal, privada o subvencionada. Tantos días algunos hablando del monto de las subvenciones. Tantas horas discutiendo el fracaso o efectividad de la jornada escolar completa. No los juzguemos, es propio de estatistas, sindigarcas y unos cuantos populistas.

Los profesores han cambiado el paradigma acerca de qué es la educación y, porqué no decirlo, de la misma Escuela. De este modo, son los profesores y trabajadores de las escuelas quienes hoy requieren de un acceso a las nuevas tecnologías y del apoyo emocional de diversos organismos para diseñar y educar desde las emociones de los estudiantes. El Estado, los empresarios y la sociedad civil deben contribuir a que las nuevas tecnologías digitales estén al alcance de todos los profesores y sus educandos, solo así chile será un país donde exista efervescencia por aprender.

Por estos días los medios de comunicación y ciertos centros de estudios entregan encuestas acerca de la percepción de profesores, directivos, apoderados y autoridades, en tiempos de pandemia. No obstante no nos confundamos, la necesidad es entregarle a las escuelas, sus directivos y profesores la independencia para proyectar su rol educativo a las personas desde todas las tecnologías, digitales y convencionales, que dominan las nuevas generaciones del siglo XXI. Son decisivas las plataformas que permitan comunicarnos entre profesores, con los estudiantes y sus emociones, no solo en tiempos de pandemia, sino más bien lograr ejercer el derecho a la educación cuando los niños estén enfermos en sus casas, el apoyo a quienes tienen necesidades educativas especiales, aquellos que caminan horas para ir a sus escuelas en zonas rurales. Señor director, la educación escolar en Chile ha cambiado, son las escuelas y profesores quienes la han precipitado, cada quien desde su realidad y las necesidades que enfrentamos junto a los estudiantes y sus familias.

De: Eduardo Hernández Salgado, profesor de Historia, Liceo Bicentenario José Francisco Vergara Viña del Mar
Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete