Libre Expresión

Escribe una carta al director

Enviar

Eso acá no pasa

Publicado el 21 de octubre, 2020

Señor Director:

¿Se acuerdan cuando en febrero veíamos las imágenes de China, en donde todos caminaban por las calles con mascarillas y había personal especial fumigando aviones con gente adentro, tal como uno está acostumbrado a ver una fumigación de plantas? Muchos de nosotros, algunos de vacaciones, en ese momento mirábamos la situación como muy lejana, pensábamos que nuestro país nunca llegaría a una situación similar a la que pasaba China en ese momento, y cuando algún “loco” o algún “exagerado” advertía que Chile podría llegar a una situación similar, nosotros lo mirábamos y posteriormente le respondíamos con el clásico: “no seas exagerado, eso acá no pasa”.

Finalmente, lo que acá no pasa, pasó. De un momento a otro comenzamos a ver a millones de chilenos caminando con sus mascarillas por las calles y a ver a esos “astronautas” fumigando calles y aviones. Los seres humanos comúnmente no pensamos que cosas tan lejanas nos puedan pasar o que el país en que vivimos pueda llegar a una situación crítica, parecida a la que está viviendo otro país. Pero lo cierto es que, dadas ciertas condiciones e independiente del lugar, nada impide las consecuencias que se derivan de esas condiciones. El mejor ejemplo es el coronavirus, el mismo virus y consecuencias similares en todos los rincones del mundo donde ha llegado.

Actualmente en nuestro país se están generando muchas discusiones en cuanto al país que queremos para el futuro, especialmente se discute mucho el modelo económico de desarrollo. Muchos, basándose en las desastrosas consecuencias ocurridas en países de Latinoamérica, implementando otros modelos más estatistas o menos “neoliberales”, advierten el peligro de cambiar el actual modelo “neoliberal” por otro. Estas personas se llenan de críticas y del clásico: “no seas exagerado, eso acá no pasa” o “ya estás con la campaña del terror”.

Pero, ¿por qué eso acá no pasa o no podría pasar?, ¿acaso hay alguna deidad protegiéndonos de las consecuencias que ello implica? Lo cierto es que tal como pasó con el COVID-19 y sus consecuencias, implementar un cierto modelo económico, independiente del país en que se haga, las consecuencias son bastante parecidas o por lo menos los países al final convergen en situaciones bastante similares y la historia de Latinoamérica y el mundo lo confirma. Entonces, la advertencia de los “exagerados” no está tan lejana de lo que eventualmente podría pasar.

La buena noticia es que nosotros podemos decidir qué hacer, qué “modelo” queremos y tenemos la información suficiente para identificar qué modelo nos llevará al desarrollo y qué modelo nos empujará al subdesarrollo. Lo más importante a la hora de elegir es ser conscientes de las consecuencias inherentes que cada modelo trae consigo. No podemos caer en la tentación de pensar que las consecuencias de un modelo X, que en cierto país fueron desastrosas, en el nuestro serán maravillosas.

De: Antonio Zerené Razazi
Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO