Publicado el 09 de mayo, 2019

Sebastián Lelio en «Los Optimistas». Hoy: La madurez del cine chileno

Autor:

Magdalena Olea

El director de cine y ganador del Oscar 2018 a la Mejor Película Extranjera, visitó El Líbero. En conversación con la periodista Virginia Araya y el abogado y artista Gonzalo Sánchez, se refirió a su nueva película "Gloria Bell" y analizó el escenario nacional en la industria. "Ha sido una evolución, una reconstrucción del cine chileno (...) Un proceso de reaprendizaje", afirma.
Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de Podcasts y LíberoTV en tu correo
Suscribirse

Lo que viene seguramente van a ser otros territorios, pero las cosas no se anulan, se van superponiendo las capas, espero, de lo que uno va descubriendo, explorando. Yo creo que las películas van ganando en complejidad, lo que eso no significa para nada que se hagan más aburridas, se pueden hacer más ricas», explica el director de cine, productor y guionista chileno Sebastián Lelio, ganador del Oscar 2018 a la Mejor Película Extranjera por su cinta «Una Mujer Fantástica».

«Cuando los cineastas recibimos un premio, nos alegramos, sobre todo porque significa que quizá podamos seguir adelante», afirma, en conversación con El Líbero. 

Lelio está en el país debido a la presentación de «Gloria Bell», cinta protagonizada por Julianne Moore que ya está disponible en los cines chilenos, y que se estrenó la misma semana que la película «Avengers: Endgame».

«A cualquier cinematografía nacional de cualquier país pequeño, le es muy difícil asomar la cabeza ante lo aplastante de lo que está pasando con los superhéroes y la predominancia del cine norteamericano. Es muy difícil encontrar un espacio, y las películas a las que les va bien resultan ser excepciones», dice. Pero entre risas, afirma: «Entre super héroes se entienden. Gloria Bell de alguna manera es una película sobre el heroísmo de la vida diaria».

Además, explica que el cine chileno es una industria frágil, y que en su historia se han generado pocas películas: «No estamos tan acostumbrados a vernos, nos duele vernos», dice, y agrega que ha existido una evolución y reconstrucción del cine chileno.

«A principios de los 90, que fue cuando mi generación entró a estudiar, el cine chileno no existía, estaba desmantelado. Ha sido un proceso de reaprendizaje tanto de los que hacemos cine, de los que lo financian, de los que lo piensan, como de los que lo ven. Creo que se está llegando a un lugar distinto, pero sigue siendo muy difícil el tema de la distribución, por mucho que hayan más comedias accesibles o temáticas más brillantes, sigue siendo David contra Goliat«.

24 May
24 May
23 May