Publicado el 10 de marzo, 2019

Patricia Pupkin, presidenta de Amanoz: «Los adultos mayores somos trasparentes, eso tiene que cambiar»

Autor:

Magdalena Olea

La mamá de la actual ministra de deporte Pauline Kantor creó esta institución para acompañar a personas de la tercera edad y mejorar su calidad de vida. En 2015 hace un homenaje a su difunto marido, un empresario que murió en un accidente en el lago Villarrica, y la fundación toma el nombre legal de “Juan Carlos Kantor”. Dice que hay que enseñar a respetar y a querer a los mayores, y asegura que "las personas de más recursos no quieren envejecer".
Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de PRO-nombres personales: Entrevistas a inspiradores en tu correo
Suscribirse

A pesar de sus 77 años, Patricia Pupkin se mantiene activa tanto en su vida personal como profesional. Tiene tres hijos (su hija mayor es la actual ministra de deporte, Pauline Kantor) y 11 nietos. Estudió orientación familiar en el instituto Carlos Casanueva, donde fue compañera de la primera dama Cecilia Morel, y trabajó durante seis años en el programa “Los años dorados”, de Radio Agricultura, donde se discutían temáticas relacionadas a la tercera edad.

El año 2000 fundó “Amanoz”, institución que actualmente preside y que tiene como objetivo acompañar, a través de voluntarios y talleres, a los adultos mayores, entregándoles afecto para mejorar su calidad de vida. «Están muy abandonados y solos, necesitaba ayudarlos (…) Queremos que recuerden que día es, cómo lo están pasando, que cuenten de su niñez», explica ella durante la entrevista.

En 2015 la fundación toma el nombre legal “Amanoz, Juan Carlos Kantor”, en honor a su difunto marido, un empresario que murió en 2013, tras sufrir un accidente en el lago Villarrica. «El tener la fundación y poder ayudar y dar a otros fue mi salvación. Lloré mucho tiempo por mi marido, tuvimos un muy buen matrimonio y vida familiar, pero llega un momento en que tienes que ayudar a otros. Y cuando tu das a otros tu vida cambia», reconoce Pupkin en la conversación.

Actualmente «Amanoz» trabaja con Hogar de Cristo, San Vicente de Paul, Fundación Las Rosas, entre otras. Cuenta con 23 residencias y atiende a más de 250 personas mayores.

«Es fundamental es la visibilización. No nos ven, la gente no te ve, somos trasparentes, eso tiene que cambiar. Nosotros queremos en los colegios enseñarles a los niños a respetar y a querer a las personas mayores, no solo a sus abuelos», afirma su presidenta, quien explica que com sociedad hay que tener una mirada más solidaria y conciliadora con la gente de la tercera edad.

«Si un adulto mayor te repite 10 veces la misma cosa, no seas pesado, cámbiale el tema, o le das un besito… Pero esas cosas duelen, les duelen a las personas mayores», agrega.

06 Dic
05 Dic
05 Dic
04 Dic