Publicado el 30 de mayo, 2019

«Los Optimistas»: Adriana Valdés, una reflexión sobre historia y humanidades

Autor:

Magdalena Olea

La periodista Virginia Araya, junto al abogado y artista Gonzalo Sánchez, hablan con Adriana Valdés, directora de la Academia Chilena de la Lengua y del Instituto de Chile. En una semana marcada por el cambio curricular que se aplicará a los alumnos de 3° y 4° medio, conversan sobre las humanidades y la educación en el país.
Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de Podcasts y LíberoTV en tu correo
Suscribirse

«Las humanidades estaban enclaustradas en el lugar de una especialización más, como estudiar cualquier cosa de especialista, y entonces resulta que todo el campo, una zona de conversación sobre los grandes temas, las humanidades se habían retirado de ahí, y lo dijo Juan Villoro en una frase que yo repito siempre: sabemos cada vez más de cada vez menos», dice la directora de la Academia Chilena de la Lengua y del Instituto de Chile Adriana Valdés, en el podcast «Los Optimistas». 

La académica, además, se refiere al cambio curricular, en el que la historia dejará de ser un ramo obligatorio para alumnos en 3° y 4° medio: «Yo pienso en los currículos como algo un poco más complejo que cuántos ramos hay, porque no estamos viendo antes cuánta historia se ha dado ahí, y no estamos viendo tampoco qué enfoque se le está dando a la cosa de la ciudadanía (…) Siento que hay mucha atomización en los currículos, y que entonces uno podría estudiar historia estudiando historia de la filosofía, historia del arte, etc. Por otro lado es malo estudiar a la filosofía como si fuera un catálogo de autores literarios, porque no es eso, si no que es un desarrollo de capacidad de pensar», afirma.

También dice que «hay algo en la educación que tiene que buscar que a los niños les salga de nuevo esa cosa creativa que tenían de chicos, y no todos los miedos que uno tiene de grande, cuando se tiene que ir adaptado a tantas cosas. Hay actividades que desarrollan esas cosas, el teatro por ejemplo, la lectura, la música. Son capacidades que te sirven más allá de los contenidos, porque los contenidos caducan y se vuelven obsoletos muy pronto».

Por otra parte, la ensayista chilena afirma que «lo que más importa en este mundo es poder vincularse con los otros de una manera real, que sea equivalente a tender una mano, a acoger«. Explica que juzgar a otros sin tener la experiencia que ellos están viviendo es un error «juvenil».

«Uno con la vejez se ha dado cuenta que los vínculos son tan importantes, y que esos vínculos no son solo familiares o amorosos, son vínculos de trabajo también, vínculos de intereses comunes. Las afinidades entre los seres humanos son bien extrañas, llevar adelante esas afinidades finas y estas lealtades casi del cuerpo, que son las lealtades familiares, que son a pesar de todo», sostiene.

17 Sep
16 Sep
13 Sep
13 Sep