Publicado el 25 de julio, 2019

«Este país está pasando por un momento especialmente tonto (…) Hay que atreverse a ir contra la corriente», dice Manuela Gumucio en Los Optimistas

Autor:

Magdalena Olea

La periodista Virginia Araya y el abogado Gonzalo Sánchez hablan con Manuela Gumucio Rivas, periodista y directora del Observatorio de Medios Fucatel, un centro de estudios que reflexiona sobre las transformaciones sociales y el impacto público de los medios. Explica que las vías por las que transitan los temas son pobres, y que se desprestigia a instituciones sin ver muchas veces la complejidad de los problemas. "Aunque hablar mucho y decir cosas pueda ser complicado y traer consecuencias, prefiero morir de pie que vivir de rodillas", afirma Gumucio en la conversación.
Autor:

Magdalena Olea

Recibe las ediciones de Podcasts y LíberoTV en tu correo
Suscribirse

«Este país está pasando por un momento especialmente tonto. Las vías por los que transitan los argumentos y temas son pobres. Hay mucha ansia de estar indignado, mucho alegato y furia. Sale muy fácil proponer y criticar al parlamento y a todas las instituciones e ir produciendo un gran desprestigio, y nunca se ve la complejidad de los problemas», afirma Manuela Gumucio Rivas, periodista y directora del Observatorio de Medios Fucatel, un centro de estudios que busca reflexionar sobre las transformaciones sociales y el impacto público de los medios de comunicación.

En una conversación con la periodista Virginia Araya y el abogado-artista Gonzalo Sánchez, Gumucio habla sobre el impacto que tienen los medios en la sociedad, y dice que «la otra cosa muy terrible lo noto en periodistas, que creen que las intervenciones o entrevistas tienen que terminar en un pensamiento correcto, llegan a una conclusión de quien ganó y en realidad lo que importa es saber que una conversación es una confrontación de búsquedas de pensamiento, no es tener la verdad».

Explica que hay personas que no quieren ver televisión, y dice que «la gente está volviendo a sus espacios familiares y personales«, porque hay una sensación de desánimo frente al debate nacional.

«Se da este gran fenómeno cultural en que la gente cree que puede meterse y saberlo todo, que es absolutamente absurdo. Y sé perfectamente que por mucho que los ciudadanos estén indignados, ellos saben solo los detalles negativos. La  verdad es que los parlamentos son complejos, son lentas las cosas. Los tiempos de un parlamento no tiene nada que ver con los tiempos de la gente«, plantea.

El vaso medio lleno

Gumucio dice que se ha dado un fenómeno fabuloso en Chile, con una integración social importante y nueva. «Nos hace pensar que va a cambiar mucho el país», afirma.

También dice que, llegado cierto momento, lo que une y le da sentido a una sociedad es la televisión de calidad.

«Hay que atreverse a ir contra la corriente. Se deja pasar muchas cosas sin levantar el dedo, y eso me parece muy grave (…) aunque hablar mucho y decir cosas puede ser complicado y pueda traer consecuencias, prefiero morir de pie que vivir de rodillas«, dice.

11 Oct
10 Oct
11 Oct
10 Oct