Publicado el 25 de noviembre, 2019

Transportistas advierten al gobierno posible paralización por tomas violentas de carreteras

Autor:

Sebastián Edwards

Desde el gremio indicaron que se negaron a sumarse «a la paralización de actividades. Los violentistas saben que si cortan el país en pedazos, se acabó Chile».

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Los miembros de la Confederación Nacional de Transporte de Carga, emitieron un comunicado en el que advierten a las autoridades sobre el uso de la presión violenta para paralizar las carreteras, y los riesgos que esto conlleva.

«Consta la conciencia de quienes transportamos bienes y personas por las carreteras del país. Nos hemos negado a sumarnos a la paralización de actividades. Los violentistas saben que si cortan el país en pedazos, se acabó Chile», señalaron.

En esa línea, agregaron que «no habrá aprovisionamiento de mercaderías, medicamentos y otros bienes, esenciales para la vida diaria de los chilenos, no habrán exportaciones (es el tiempo de la fruta), ni importaciones, ni movimiento de personas. Chile se transformaría en una suma de islas de auto  subsistencia que, ustedes sabe bien, es algo que llevaría al caos al país en pocos días».

Asimismo, sostienen que «han intentado convencernos de distintas formas para que  paremos. No lo han logrado. Los camioneros y autobuseros sabemos que si en estas circunstancias paramos, Chile, su democracia y sus instituciones terminan de desmoronarse».

Los transportistas agregan que es inminente su paralización, «no porque la queramos, sino porque las carreteras de Chile están siendo tomadas impunemente por quienes quieren pararlas. La coerción, es decir, la presión violenta para forzarnos a parar contra nuestra voluntad, ha comenzado a copar las carreteras de Chile».

En este sentido, remarcaron que «la pérdida del control sobre carreteras y caminos es el comienzo del fin. La democracia no es capaz de resistirlo».

Comunicado de la Confederación Nacional de Transporte de Carga completo: 

Los Tres Poderes del Estado son quienes tienen la responsabilidad de garantizarnos Derechos Básicos a Todos, y hemos venido a informarles que eso no está ocurriendo en nuestro ámbito. No estamos aquí por un asunto meramente policial.

Consta la conciencia de quienes transportamos bienes y personas por las carreteras del país. Nos hemos negado a sumarnos a la paralización de actividades. Los violentistas saben que si cortan el país en pedazos, se acabó Chile. No habrá aprovisionamiento de mercaderías, medicamentos y otros bienes, esenciales para la vida diaria de los chilenos, no habrán exportaciones (es el tiempo de la fruta), ni importaciones, ni movimiento de personas. Chile se transformaría en una suma de islas de autosubsistencia que, Ustedes sabe bien, es algo que llevaría al caos al país en pocos días.

Han intentado convencernos de distintas formas para que No lo han logrado. Los Camioneros y Autobuseros sabemos que si en estas circunstancias paramos, Chile, su Democracia y sus Instituciones Terminan de Desmoronarse.

Pues bien, sin embargo, llego la hora de decirles que es inminente nuestra paralización. No porque la queramos, sino porque las carreteras de Chile están siendo tomadas impunemente por quienes quieren pararlas. La coerción, es decir, la presión violenta para forzarnos a parar contra nuestra voluntad, ha comenzado a copar las carreteras de Chile.

Quienes gobiernan, están siendo incapaces de garantizarnos poder circular. Carabineros están paralizados y desbordados. Es ella, la coerción, que está pasando a imperar en las carreteras de Chile.

No venimos a pedirles protección policial. No venimos a pedirles que repriman. No venimos a pedirles organizar convoyes armados como solución. Es algo más profundo que eso, venimos a pedirles que no dejen de gobernar Chile, porque están a punto de hacerlo. Venimos a pedirles, respetuosamente, que asuman la responsabilidad para la cual han sido puestos por la ciudadanía en sus cargos.

Si los Tres Poderes del Estado no son capaces de garantizar derechos básicos, como es la libre circulación por el país, la coerción habrá ganado y la democracia deja de existir en los hechos.

Cuando el Estado, a quien los chilenos hemos entregado el monopolio de la fuerza legítima, no es capaz de imponerla; la autodefensa, la ley de la selva, pasa a imperar. Cada uno deberá defenderse y defender lo suyo como pueda. La violencia se esparcirá sobre el país. Estamos a punto de que eso ocurra. De hecho, ya ha comenzado a ocurrir. Gente pacífica y trabajadora comienza a organizarse para autodefenderse, porque el Estado no es capaz de defenderlo como persona, como trabajador ni como ciudadano.

Hoy venimos a ratificarles algo que estamos seguros que saben. Están perdiendo el control del país. Pero ahora, la pérdida del control sobre carreteras y caminos es el comienzo del fin. La democracia no es capaz de resistirlo. Necesitamos que reaccionen. Si lo hacen, estaremos tras ustedes. No nos pidan que garanticemos nosotros, lo que solo ustedes Deben y Pueden Garantizar.

Hay que saber un poco de historia, ningún levantamiento popular violento ha sido sofocado a través de concesiones a los delincuentes, sino a través de la imposición de la fuerza pública, tal como su nombre lo indica FUERZA PUBLICA.

Alguien dijo: “ Quien tolera el desorden para evitar la guerra, a poco andar deberá enfrentar el desorden y la guerra”

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: