Publicado el 21 de enero, 2019

Theresa May presenta «plan B» que busca la salida del Reino Unido de la Unión Europea

Autor:

Sebastián Edwards

La primera ministra británica anunció que volverá a negociar con el organismo sobre la frontera irlandesa. Esto tras la derrota sufrida en la Cámara de Diputados la semana pasada.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Continúa la disputa por el Brexit. Tras una semana en la que la Cámara de Diputados mostró su rechazo al acuerdo entre el Reino Unido y Bruselas, la primera ministra británica, Theresa May, presentó al Parlamento el «plan B» que busca concretar la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

May insistió en que no se realizará un segundo referendo porque  dañaría la “cohesión social en Reino Unido” y reiteró la necesidad de aprobar el acuerdo para el Brexit.

Uno de los puntos que propuso es renegociar con el grupo de los 27 el controvertido mecanismo para evitar que tras el Brexit haya una frontera dura en la isla de Irlanda, el punto más conflictivo del acuerdo rechazado por el parlamento. Frente a esto, May señaló que «esta semana seguiré hablando con mis colegas (…) para considerar cómo podríamos cumplir nuestras obligaciones con los ciudadanos de Irlanda del Norte e Irlanda de una forma que pueda obtener el mayor apoyo posible en la Cámara». 

En la misma línea, afirmó que los derechos de los trabajadores no se verán afectados por el Brexit. Y agregó que «el gobierno británico eliminará la tasa de 65 libras (75 euros) que cuesta a los comunitarios solicitar el “estatus de asentado” para quedarse en el Reino Unido después del “Brexit”.

Según consigna el diario El País, May también ha reclamado a los diputados que rechazaron la semana el acuerdo de salida de la UE que clarifiquen qué alternativas proponen para solucionar el escollo de la frontera irlandesa.

«En las próximas semanas seguiré hablando con mis colegas, incluido el [partido unionista norirlandés] DUP, para considerar cómo podemos cumplir con nuestras obligaciones con la gente de Irlanda del Norte y de Irlanda, de una forma que podamos obtener el mayor apoyo posible en el Parlamento», ha afirmado la primera ministra, quien ha añadido que espera regresar a Bruselas para abordar el asunto con la Unión Europea.

La primera ministra ha comenzado su intervención en el parlamento asegurando que espera que algunos diputados dejen de reclamar un segundo referéndum y ha mostrado su rechazo a la posibilidad de extender el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Noticia en desarrollo

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más