Publicado el 04 de noviembre, 2019

Presidente Piñera solicitó la renuncia a la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo

Autor:

Sebastián Edwards

Según informó Bío Bío, Bravo es acusada por el delito de cohecho, al ofrecer terrenos a pobladores de la región de Antofagasta con el fin de que se inscribieran en el partido Nueva Clase Media, el cual fue fundado por su esposo, Eduardo Salas.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

De acuerdo a un reportaje de Radio Bío Bío, la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo, habría cometido el delito de cohecho, al ofrecer terrenos a pobladores de la región de Antofagasta con el fin de que se inscribieran en el partido Nueva Clase Media, el cual fue fundado por su esposo, Eduardo Salas.

Tras esto, el Presidente Sebastián Piñera solicitó la «renuncia inmediata» de Bravo a la Subsecretaría de Bienes Nacionales.

En su defensa, Bravo acusó a asesores en el ministerio que “habrían realizado actos contrarios a las normas y políticas ministeriales”. Además, dijo que prestará colaboración a la Fiscalía para que investigue esta situación.

Por su parte, añadió que «he presentado la renuncia a mi cargo al Presidente de la República».

En la denuncia también figuran implicados el jefe de gabinete de Bravo, Mario Antonio González y Óscar Marín, quien aparece en la plantilla de funcionarios del Ministerio de Bienes Nacionales.

Frente a esto, el Ministerio abrió un sumario contra estos dos funcionarios. 

Desde el PRI, partido al que pertenecía Alejandra Bravo, señalaron:

«Lo ocurrido hoy con la Subsecretaría de Bienes Nacionales es un hecho de la más absoluta justicia. No puede una persona que ocupa un cargo público aprovechar ese cargo para hacer campaña electoral en Antofagasta por una eventual diputación, si es que eventualmente tuviesen un cupo, porque no pertenecen a ningún partido de Chile Vamos y al mismo tiempo tratar de obtener militancia a cambio de ofrecimientos que son de un punto de vista ético, reprochable».

Por su parte, la diputada radical Marcela Hernando, catalogó de «sorprendente pero gratificante la reacción inmediata del Gobierno de Chile, la lucha contra la corrupción debe ser implacable y el ministro debe estar a la altura».