Publicado el 16 de abril, 2020

Presidente Piñera promulga ley de indultos conmutativos que beneficiará a 1.700 reos del país.

Autor:

Trinidad Morel

El Mandatario también anunció la puesta en marcha de un plan de prevención y cuidado para las personas privadas de libertad, un programa de capacitación por coronavirus implementada a reos y gendarmes, un fortalecimiento de las comunicaciones con sus familiares y un protocolo de control sanitario a todos quienes ingresos o egresen de recintos penitenciarios.

Autor:

Trinidad Morel

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, en conjunto con el ministro de Salud, Jaime Mañalich; el titular de la cartera de Justicia, Hernán Larraín; y el director de Gendarmería de Chile, Christian Alveal, anunció la promulgación de la Ley de Indultos Conmutativos en beneficio de 1.700 personas que se encuentran cumpliendo penas en las cárceles del país debido a la pandemia del  Covid-19.

La legislación de modifica las penas carcelarias «permite fortalecer la capacidad del Estado para proteger la salud y la vida de las personas privadas de libertad, de los gendarmes y de sus familiar», y aseguró que «el principal compromiso del gobierno es siempre con las víctimas de delincuencia, pero también hay que tratar con humanidad a las personas privadas de libertad».

«Creemos necesario, y considerando las circunstancias de la pandemia por coronavirus, sacar adelante y promulgar esta ley que va a beneficiar a 1.700 personas privadas de libertad y que han cometido delitos menos graves, representan bajos niveles de peligrosidad, y que además son de alto riesgo frente al virus», señaló la máxima autoridad.

El Mandatario mencionó los grupos de reclusos que verán modificada su pena de privación de libertad en recintos carcelarios por una de privación de libertad en su domicilio. Estos son: Personas mayores de 75 años, ya que representan el grupo más vulnerable en esta pandemia; mujeres entre 55 y 75 años y hombres entre 60 y 75, que hayan cumplido la mitad de la condena y le resten menos de 36 meses de condena; mujeres embarazadas y madres de hijos de menos de dos años que hayan cumplido un tercio de su pena; condenados que están cumpliendo con reclusión nocturna y que hayan cumplido un tercio de la pena y le queden menos de 36 meses de privación de libertad; por último, las personas que actualmente tienen permiso de salida de los recintos penitenciarios.

El principal compromiso del gobierno es siempre con las víctimas de delincuencia, pero también hay que tratar con humanidad a las personas privadas de libertad». Presidente Piñera.

«Esta ley de indulto general conmutativo, no significa en ningún caso impunidad para quienes fueron condenados y están privados de libertad, porque no extingue la responsabilidad penal ni elimina la condena como antecedente penal», aseguró el Jefe de Estado, agregado que «lo que hace es modificar la forma en que se realiza la pena, sustituyendo la privación de libertad en recintos penitenciarios, por los domicilios de las personas beneficiadas». 

Asimismo, el Presidente Piñera afirmó que esta ley excluye del indulto conmutativo a los condenados por delitos de extrema gravedad, como los delitos contra la vida, integridad física y psíquica, por violencia intrafamiliar, secuestros, tortura, violación, parricidio, tráfico ilícito de inmigrantes, trata de personas y delitos de lesa humanidad o delitos de guerra. Con esta especificación, el Mandatario aclaró que el beneficio no aplicará para los presos del recinto de Punta Peuco.

Esta ley de indulto general conmutativo, no significa en ningún caso impunidad para quienes fueron condenados y están privados de libertad, porque no extingue la responsabilidad penal ni elimina la condena como antecedente penal».

El Mandatario también anunció la puesta en marcha de un plan de prevención y cuidado para las personas privadas de libertad, un programa de capacitación por coronavirus implementada a reos y gendarmes, un fortalecimiento de las comunicaciones con sus familiares, un protocolo de control sanitario a todos quienes ingresos o egresen de recintos penitenciarios, y el establecimiento de una red de plazas intrapenitenciarias para poder aislar a personas contagiadas o con sospecha de contagio, con la creación 2.600 plazas de aislamiento en todo el país.

medida adicional: vamos a prom

El Jefe de Estado destacó que esta ley es «un acto de humanidad y busca proteger la salud», asegurando que el gobierno está convencido que ese una medida urgente y necesaria, y que también busca descongestionar las cárceles de Chile. «Confiamos en que los beneficios de esta ley serán utilizados con prudencia, responsabilidad y que van a contribuir al cuidado de la vida y la salud, pero también a la rehabilitación y reinserción social de los beneficiados», finalizó el Presidente.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA