Publicado el 15 de septiembre, 2019

Te Deum: Presidente Piñera agradece a iglesias evangélicas defensa de valores como «la vida y la familia»

Autor:

Sebastián Edwards

El Mandatario llegó acompañado de la Primera Dama Cecilia Morel al Centro Cristiano Internacional de San Joaquín. La ministra vocera, Cecilia Pérez, llamó a promover la transparencia y la amistad cívica.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta mañana el Presidente Sebastián Piñera, acompañado de la Primera Dama, Cecilia Morel, llegó al Centro Cristiano Internacional de San Joaquín, en donde participó junto a la mayoría de sus ministros.

Destacó la presencia de la ministra de Transportes, Gloria Hutt; el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel; el ministro de Salud, Jaime Mañalich; el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno; la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez; el ministro del Interior, Andrés Chadwick; el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg; el ministro de Bienes nacionales, Felipe Ward; el ministro de Defensa, Alberto Espina y el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg- representantes del oficialismo como la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar.

Previo al desarrollo de la instancia, la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, señaló que «las distintas iglesias han sufrido problemas que las han llevado a tener un distanciamiento y fuertes cuestionamientos por parte de la sociedad».

En este sentido, agregó que «es importante que distingamos que no todos los pastores, sacerdotes, son iguales (…) no por unos pocos hay que juzgar a todos».

«Cuando se tiene un principio, una idea y convicciones, las puedes defender, muchas veces contrarrestando con otros y eso es parte de la democracia. Esto significa que podemos ser adversarios, sí, pero enemigos jamás. Cuando hemos sido enemigos, han sido los momentos más dolorosos de la historia de nuestro país», sostuvo la ministra.

Por su parte, el Presidente Sebastián Piñera señaló que «fue un gran Tedeum, una ceremonia para agradecer a Dios (…) en el maravilloso país en el que nos ha permitido vivir. Quiero también expresar mi profundo reconocimiento y gratitud al mundo evangélico, por la defensa de valores tan importantes como la vida, la familia, la solidaridad y, también, por el espíritu de entrega y de amor al prójimo». 

En la misma línea, añadió que «yo recorro Chile permanentemente y siempre en las cárceles (…) está la palabra evangélica, los hospitales donde están los enfermos está la palabra evangélica, en los lugares donde intentan rehabilitarse jóvenes de las drogas, está la palabra evangélica. Por eso agradezco porque la entrega, el amor y el compromiso del mundo evangélico ayuda a tener más esperanza y más luz a los chilenos y chilenas menos favorecidos».

La jornada estuvo marcada por los puntos relacionados al proyecto que reduce la jornada laboral a 40 horas, la sequía que afecta al país y el cambio climático, como también los escándalos en los que se ha visto involucrada la Iglesia. 

Este año el patrón de la ceremonia es el pastor Billy Bunster. Esta cita se realiza en un año en que la comunidad evangélica se ha visto involucrada en los escándalos relacionados al pastor Durán.

Además, el año pasado estuvo marcado por la ausencia de ciertos alcaldes, luego de que el año 2017 la ex Presidenta Michelle Bachelet recibiera insultos en la mitad de la ceremonia.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más