Publicado el 20 de agosto, 2019

Presidente Piñera agradece gestiones de Brasil por extradición de Hernández Norambuena y llama a respetar tratados de justicia

Autor:

Sebastián Edwards

El Mandatario, desde Chillán, señaló que «Chile debe respetar la condena» de 30 años, la que corresponde a la pena máxima de prisión en Brasil.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Presidente Sebastián Piñera se refirió a la llegada de Mauricio Hernández Norambuena, quien fue extraditado desde Brasil para ser juzgado por los crímenes relacionados a la muerte del senador Jaime Guzmán (UDI) y el secuestro de Cristián Edwards.

Frente a esto, el Mandatario señaló que «Mauricio Hernández Norambuena fue condenado por la justicia chilena por el asesinato del senador Jaime Guzmán, por el secuestro de Cristián Edwards y por muchos más y graves delitos. Todos sabemos que él se fugó de la Cárcel de Alta Seguridad y hasta ayer estaba eludiendo la acción de la justicia chilena».

En la misma línea, agregó que nuestro Gobierno hizo gestiones con el gobierno de Brasil para que una persona que está condenada por asesinato y secuestro, cumpla su condena en una cárcel chilena».

«El hecho de que Hernández Norambuena esté preso hoy en una cárcel chilena fortalece hoy nuestra justicia, combate la impunidad y la delincuencia, y también fortalece nuestro Estado de Derecho», sostuvo el Jefe de Estado.

En este sentido, remarcó que «hicimos las gestiones con el Gobierno de Brasil y quiero agradecerle porque colaboró para que se hiciera justicia, tal y como lo ha dicho hoy el propio Presidente Bolsonaro a través de su Twitter».

El acuerdo entre Chile y Brasil indica que se deberá aplicar la pena máxima establecida por el país desde el que es extraditado. En el caso de Brasil, son 30 años, por lo que el «Comandante Ramiro», a pesar de cargar con dos cadenas perpetuas», no estará más de esa cantidad de tiempo en prisión.

Ante esto, el Presidente Piñera indicó que «existe un tratado entre países, entre los cuales están Brasil y Chile, y en casos de extradiciones como ésta la condena en el país que reciba el preso no puede exceder a la condena máxima en el país de originen y en Brasil la condena máxima son 30 años y por tanto, Chile tiene que respetar esa condena».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más