Publicado el 11 de octubre, 2019

Ministro Segres califica como «grave» la disputa entre la Corte Suprema y el TC

Autor:

Sebastián Edwards

Ayer el Presidente Sebastián Piñera se refirió a la pugna al interior del Poder Judicial, y señaló que el gobierno está preparado para «modificar incluso la propia Constitución».

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, se refirió a la creciente pugna entre la Corte Suprema y el Tribunal Constitucional, luego de que la Tercera Sala del máximo tribunal acogiera revisar los fallos y sentencias que emita el TC. 

Frente a esto, el secretario de Estado señaló que «esta es una situación delicada. Las instituciones tienen que funcionar bien, cada uno dentro del marco y ámbito de sus atribuciones”.

En esa linea, agregó que «nosotros estábamos estudiando algunas reformas fundamentalmente al Tribunal Constitucional en materia de nombramientos, integración y perfeccionamiento de algunos procedimientos. Lo mismo, también, dentro del acuerdo institucional que lidera el ministro del Interior algunas reformas al Poder Judicial en materia de nombramiento de jueces. Tenemos que estudiarlo con mucha profundidad”.

En este sentido, afirmó que «es importante que las instituciones funcionen bien, funcionen dentro del ámbito de sus competencias y atribuciones. Es una situación delicada que se tiene que resolver”, y que al gobierno no le corresponde «tomar partido».

“Uno esperaría que estas diferencias se puedan resolver, y si no se resuelven por la vía del diálogo, habrá que evaluar reformas legales o reformas constitucionales”, sostuvo.

«Preocupa cuando hay dos interpretaciones que se contrastan. La que ha planteado la Tercera Sala de la Corte Suprema y la que ha planteado el TC. Por eso la posición del gobierno es buscar los caminos para que esas diferencias de opinión se resuelvan”, señaló ayer el Presidente Sebastián Piñera.

En el mismo tono, añadió que «cuando hay diferencias de opinión se pone en cuestión, se debilita el Estado de Derecho y hemos dicho que si fuera necesario vamos a recurrir a la capacidad de normar a través de la ley, de reformas a la ley orgánica o a través de reformas a la propia Constitución, para que la institucionalidad en Chile sea clara, acordada y respetadas por todos”. 

Ante esto, afirmó que “nuestro gobierno toma parte por fortalecer la institucionalidad, por el respeto de la autonomía y las atribuciones de cada poder del Estado. Una parte esencial de la democracia sólida y un estado de derecho sólido es que los poderes respeten la autonomía de los demás poderes del Estado. Y esperamos que esto se pueda resolver directamente entre las partes, de lo contrario, estamos preparados para modificar leyes, leyes orgánicas e, incluso, la propia Constitución para evitar que estas discrepancias entre el TC y la Corte Suprema se repitan”.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más