Publicado el 25 de febrero, 2019

Grupo de Lima solicita que Corte Internacional considere la «violencia criminal» ejercida por Maduro y reitera llamado a Bachelet para que se pronuncie sobre la crisis

Autor:

Sebastián Edwards

El organismo resolvió que la crisis venezolana debe ser enfrentada con medios políticos y diplomáticos,  rechazan el uso de la fuerza y definen que la próxima reunión sea en Chile.

 

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tras una intensa jornada, el Grupo de Lima- integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia,Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela- resolvió que la crisis humanitaria de Venezuela debe ser enfrentada con medios políticos y diplomáticos, y rechazan el uso de la fuerza.

A través de una declaración, condenan las acciones deliberadas del régimen de Maduro, luego de impedir el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela hace dos días.

Por su parte, denuncian ante la comunidad internacional al «régimen ilegítimo de Nicolás Maduro por estar sometiendo intencionalmente a los venezolanos a una sistemática privación de alimentos y medicinas».

El Grupo de Lima agradece la «asistencia humanitaria puesta a disposición de Venezuela, y condenan la violencia indiscriminada empleada por los cuerpos de seguridad y de sus grupos armados al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro».

En la misma línea, deciden «impulsar la designación de un experto independiente o de una comisión de investigación sobre la situación en Venezuela». Además, reiteran su llamado a la Alta Comisionada de DD.HH. de la ONU, Michelle Bachelet, a «responder a la brevedad ante la situación de ese país».

En el mismo tono, expresan su «satisfacción ante el número creciente de estados que han reconocido la autoridad constitucional de la Asamblea Nacional y del Presidente encargado, Juan Guaidó, e invitan a los demás estados a sumarse al compromiso del Grupo de Lima con la transición democrática y con la inmediata provisión de asistencia humanitaria». Y agregan que deciden «avanzar en el reconocimiento de los representantes diplomáticos del Presidente encargado».

Respecto a las naciones que mantienen vínculos con el régimen de Nicolás Maduro, el Grupo de Lima hace un llamado a «facilitar la búsqueda de soluciones que abran paso al proceso de transición democrática y la convocatoria de elecciones libres, justas, transparentes y creíbles».

«Saludan el ofrecimiento del gobierno de la República de Chile de acoger la próxima reunión del Grupo de Lima en fecha por determinar», rematan.