Publicado el 30 de junio, 2019

Grupo de Lima condena muerte militar venezolano detenido por el gobierno de Maduro

Autor:

Bastián Garcés

Rafael Acosta Arévalo estaba detenido desde el pasado 21 de junio. A través de una declaración, el Grupo de Lima repudió «las continuas prácticas de detenciones arbitrarias y torturas» realizadas por  el régimen chavista. En tanto, el Presidente encargado, Juan Guaidó, afirmó haber dado instrucciones a embajadores y a su equipo internacional denunciar la situación a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta tarde se confirmó la muerte del capitán venezolano de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien fue detenido el pasado viernes 21 de junio por hombres armados, el mismo día que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, abandonó Caracas luego de su visita al país caribeño.

A través de un comunicado, el Grupo de Lima -compuesto entre otros países por Chile, Argentina, Canadá y Perú-, condenaron el asesinato de Acosta Arévalo y expresaron su pesar y solidaridad a su familia. En el texto, además, repudiaron «las continuas prácticas de detenciones arbitrarias y torturas a las que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro somete a quienes considera sus opositores y urge a la comunidad internacional, en especial a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a actuar sin dilación para que los derechos de los venezolanos sean restablecidos y su integridad protegida».

Acosta Arévalo era acusado por Caracas de estar detrás de una conspiración contra Nicolás Maduro y otros altos dirigentes del régimen chavista. Seis días después de haber sido apresado, el militar fue vinculado a un plan para realizar un magnicidio contra el fiscal el fiscal Tarek William Saab. La noche este viernes 28  de junio fue presentado ante los tribunales militares, durante ese episodio aseguraron testigos que al capitán de corbete entró en silla de ruedas y con evidentes signos de tortura.

«No hay palabras para describir este abominable hecho», aseguró en su cuenta de Twtter el Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, quien además informó que estableció contacto inmediato con la familia del militar y con la comisión de la ONU en dicho país. «He girado instrucciones a embajadores y equipo internacional para elevar denuncia a Gobiernos y especialmente a Alta Comisionada, Michelle Bachelet», afirmó el líder opositor.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más