Publicado el 11 de octubre, 2019

Gobierno impulsará reforma constitucional en medio de pugna entre el TC y la Corte Suprema

Autor:

Sebastián Edwards

El ministro de Justicia, Hernán Larraín, señaló que «no pueden haber instituciones que le pongan el pie  a otras, sino instituciones que trabajen en forma coordinada y armónica».

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Siguen las declaraciones cruzadas por la pugna que enfrenta a la Corte Suprema con el Tribunal Constitucional. El ministro de Justicia, Hernán Larraín, señaló que «no queremos que existan instituciones que interfieran en la labor de otras, sino que cooperen para que cada una, cumpliendo sus funciones, desempeñen el rol que el orden constitucional les ha asignado».

En la misma línea, agregó que el gobierno presentará «más adelante» una reforma constitucional que ayude a «definir estos temas que, de no encontrarse una solución directa, pueden, a través de un camino legislativo, hacerse un espacio».

En ese sentido, afirmó que «lo que hay es la duda respecto de hasta dónde llega la capacidad de la Corte Suprema de referirse a fallos del TC, o hasta dónde el TC define materias que no son después susceptibles de revisión por la Suprema».

«Si aquí es donde se produce el traslape de atribuciones en que ambos pueden creer tener competencias respecto de ese, ahí es donde, si no hay un acuerdo directo de definir ese límite, una reforma constitucional podría precisar hasta dónde llega el TC o hasta dónde llega la Corte Suprema», sostuvo el secretario de Estado.

A su vez, aseguró que se buscará «generar muros infranqueables que impidan las tensiones y que impidan que dos organismos estén tratando la misma materia».

«Aquí ambos son el organismo máximo, el tope. Respecto de ellos no hay recursos ulteriores ni instancias posteriores que puedan seguir revisando esta materia y por lo tanto lo que no podemos es dejar espacio a que entre sí tengan situaciones de conflicto», remarcó el titular de Justicia.

Por su parte, el ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, señaló que «esta es una situación delicada. Las instituciones tienen que funcionar bien, cada uno dentro del marco y ámbito de sus atribuciones”.

En esa linea, agregó que «nosotros estábamos estudiando algunas reformas fundamentalmente al Tribunal Constitucional en materia de nombramientos, integración y perfeccionamiento de algunos procedimientos. Lo mismo, también, dentro del acuerdo institucional que lidera el ministro del Interior algunas reformas al Poder Judicial en materia de nombramiento de jueces. Tenemos que estudiarlo con mucha profundidad”.

En este sentido, afirmó que «es importante que las instituciones funcionen bien, funcionen dentro del ámbito de sus competencias y atribuciones. Es una situación delicada que se tiene que resolver”, y que al gobierno no le corresponde «tomar partido».

“Uno esperaría que estas diferencias se puedan resolver, y si no se resuelven por la vía del diálogo, habrá que evaluar reformas legales o reformas constitucionales”, sostuvo.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más