Publicado el 24 de septiembre, 2019

Donald Trump en la ONU: Asegura que no levantará sanciones a Irán y critica al régimen de Maduro en Venezuela

Autor:

Sebastián Edwards

Además, el Presidente de Estados Unidos hizo alusión al lema «America First», señalando que «EE.UU. es uno de los países más poderosos del mundo. Esperemos no tener que utilizar nunca nuestro poder».  Y agregó que «el futuro no pertenece a los globalistas, el futuro pertenece a los patriotas”.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En su intervención en la Asamblea General de la ONU, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, inició su discurso destacando las gestiones de su gobierno en materia económica, indicando que «gracias a nuestras políticas económicas nuestro desempleo ha llegado al nivel más bajo en 50 años».

El Jefe de Estado anunció el fin de semana una serie de sanciones económicas en contra del Banco Nacional de Irán, en medio de las constantes tensiones en el Medio Oriente. “Las sanciones no serán levantadas mientras Irán mantenga un comportamiento amenazante. Serán endurecidas”, subrayó.

Respecto a las tensiones comerciales con China, señaló que «China tiene un modelo económico que depende de grandes barreras de mercado, grandes subsidios estatales, manipulación de la moneda (…) para luchar contra estas prácticas injustas he impuesto aranceles sobre muchos bienes de China».

En cuanto a la masiva migración hacia Estados Unidos, el Jefe de Estado afirmó que «estamos colaborando con nuestros amigos en la región para defender la integridad de las fronteras y garantizar la prosperidad y la seguridad para nuestros pueblos».

En su locución, deslizó una serie de críticas al régimen chavista de Nicolás Maduro, el cual ha agravado la crisis política y económica en Venezuela. Frente a esto, aseguró que «el dictador Maduro es una marioneta cubana que se esconde de su pueblo mientras Cuba se aprovecha de la riqueza petrolífera de Venezuela para proteger su régimen».

En ese sentido, sostuvo que «el socialismo y el comunismo no tratan de la justicia ni la igualdad. El socialismo no quiere sacar a los pobres de su condición. Solo quieren el poder para la clase que ocupa el poder. América jamás será un país socialista».

El Mandatario estadounidense reforzó su postura anti aborto, señalando que «todos los niños nacidos o no son un don sagrado de Dios y bajo ninguna circunstancia los EE UU van a permitir que entidades internacionales pisoteen nuestros derechos».

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más