Publicado el 05 de diciembre, 2019

Defensa del Presidente sobre acusación: «Vulnera gravemente el debido proceso, por fundarse en hechos aún no acreditados y por realizar imputaciones imprecisas»

Autor:

Sebastián Edwards

Anoche la defensa del Mandatario presentó su defensa de la acusación constitucional ante la comisión que estudia el libelo. En 155 páginas plantea la cuestión previa de admisibilidad y contesta el fondo del libelo «para concluir solicitando, en definitiva, que la acusación se rechace en su totalidad». En parte del texto se lee «utilizar la acusación constitucional, en este escenario, implica una banalización de este instrumento y podría significar un grave atentado contra la gobernabilidad del país».

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace dos semanas, un grupo de diputados , liderados por el Partido Comunista y parte de Frente Amplio, presentaron el libelo acusatorio en contra del Presidente Sebastián Piñera, en donde cuestionan el actuar del Mandatario en tema de Derechos Humanos durante los días más duros de la crisis.

Ayer en la noche, el Mandatario entregó la contestación y su defensa por la acusación constitucional en su contra.

En el texto de 155 páginas, la defensa del Jefe de Estado expresa y recalca que la acusación presentada es inadmisible por «no cumplir con los requisitos constitucionales». Además, plantea la cuestión previa de admisibilidad y contesta el fondo del libelo «para concluir solicitando, en definitiva, que la acusación se rechace en su totalidad».

Se afirma que esta no es admisible porque no cumple con su «carácter excepcional». Esto se argumenta porque “utilizar la Acusación Constitucional, en este escenario, implica una banalización de este instrumento y podría significar un grave atentado contra la gobernabilidad del país, paralizando la atención de los altos mandos”.

«Resulta irrefutable que el Estado de Derecho ha operado con normalidad, con pleno respeto a la autonomía de organismos tales como la Justicia, la Defensa Penal Pública, el INDH», agregan.

El texto concluye que la “acusación vulnera gravemente el debido proceso, por fundarse en hechos que aún no han sido acreditados”. Y agrega que «las imputaciones que se realizan al Presidente de la República son genéricas e imprecisas, y se fundan en hechos y circunstancias que todavía están siendo investigadas y que no han sido acreditadas por los tribunales de justicia».

En otro argumento se remarca que “los acusadores no han apuntado hacia ningún acto del Presidente que pueda contravenir abiertamente la Constitución”. En esa línea, se añade que «todos los reproches se basan en presuntas omisiones».

La defensa del Jefe de Estado asegura que «la acusación supone un abuso del derecho, que ya tiene por objeto revisar el mérito de la declaración del Estado de Emergencia, cuestión que es privativa del Presidente de la República. La decisión de declarar Estado de Emergencia estuvo plenamente justificada en los criterios de proporcionalidad, necesidad y racionalidad. Así lo reconocieron numerosas autoridades de todo el espectro político». 

En respuesta al libelo acusatorio, la defensa argumenta que los dos capítulos de la acusación deben ser descartados: uno que dice que el Presidente «consintió que se cometieran violaciones a los derechos humanos». Y el otro que afirma que el Mandatario comprometió el honor de la nación.

En parte de la defensa sobre estos puntos, se lee: «Corresponde descartar la aseveración según la cual en Chile se habrían producido violaciones sistemáticas o generalizadas a los derechos humanos. Como se explicó, atendidos los estándares nacionales e internacionales, no es posible sostener que se hayan producido violaciones sistemáticas a los derechos humanos. Así, por lo demás, lo han reconocido numerosas autoridades, incluyendo al Director Nacional del INDH».

Y se agrega: «El compromiso mostrado por este Presidente de la República en materia de protección de los derechos humanos, y la política de total apertura y colaboración hacia los organismos internacionales de derechos humanos, impiden sostener que el honor de la Nación se haya visto afectado. Por el contrario, el compromiso del Estado de Chile en la materia ha sido reconocido por las Naciones Unidas y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos».

 

Revisa acá la defensa completa del Presidente Sebastián Piñera

Contestación Acusación Constitucional S.E Presidente de la República by El Libero on Scribd

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: