Publicado el 09 de octubre, 2019

Caso Guzmán: Corte de Apelaciones de Santiago confirma condena de diez años y un día para mujer frentista

Autor:

Sebastián Edwards

Se trata de Marcela Mardones, quien ingresó a Chile durante 2018, mismo año en que detuvieron a Raúl Poblete en México.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la condena de diez años y un día para la ex frentista Marcela Mardones, acusada de participar en el asesinato del senador Jaime Guzmán (UDI) como también en distintos secuestros.

La ex frentista ingresó a Chile durante 2018, mismo año en que detuvieron a Raúl Poblete en México.

La decisión adoptada por el tribunal puede ser apelada a la Corte Suprema, cuya segunda sala podría aumentar o disminuir la sanción penal.

Hace unos meses, Gloria Esther Hernández Valtierra, Jueza mexicana de la sala segunda de oralidad penal, dictó una sentencia de 60 años a Raúl Julio Escobar Poblete, mejor conocido como el «Comandante Emilio», acusado por ser el autor del delito de secuestro en el municipio mexicano de San Miguel de Allende.

Además de los 60 años de prisión se impuso una multa de más de 320 mil pesos y la reparación del daño moral y reparación del daño, cantidades que suman más de 140 mil pesos.

La defensa de Escobar buscó llevar el caso a una segunda instancia para que se reduzca la condena y que se eliminaran las sanciones

Escobar era líder de una banda de secuestradores que operaba en San Miguel de Allende, Guanajuato, y a quienes se responsabiliza de la privación ilegal de la libertad del ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos, otros de los integrantes fueron capturados en Francia.

Escobar Poblete participó en el asesinato del senador UDI, Jaime Guzmán, además de ser autor del  secuestro de Cristián Edwards.

Otro caso relativo a la muerte del fundador del gremialismo es la de Mauricio Hernández Norambuena, mejor conocido como «Comandante Ramiro», luego de que el ministro en visita, Mario Carroza, estableció el cumplimiento de dos penas de 15 años de presidio.

A los 30 años el ministro Carroza abonó los tres años y cuatro meses que Hernández Norambuena cumplió en la Cárcel de Alta Seguridad antes de su fuga en 1996, además de los 12 días que estuvo detenido mientras se tramitaba su extradición al país.

Es por esto que el ex frentista estará en prisión 26 años y ocho meses.

De acuerdo al fallo, «la discusión del Tribunal Supremo de Brasil, se concentró en determinar si era procedente requerir del Estado de Chile un compromiso formal de conmutación de las penas impuestas por una de carácter temporal que no excediese de 30 años (treinta), toda vez que no existe de acuerdo a la apreciación hecha valer por los Ministros disidentes el fundamento legal para sustentar tal exigencia, atendiendo principalmente a la circunstancia que tanto Chile como Brasil, a la época de dictación de la sentencia, no habían ratificado y/o promulgado debidamente el Acuerdo de Extradición celebrado entre los Estados Partes del Mercosur».
«En ese debate, la mayoría estuvo por considerar pertinente la inclusión de una limitación relativa a la conmutación de penas, al estimar que de no ser así, Mauricio Hernández Norambuena habría estado en una situación más desfavorable que aquella que enfrentaba en Brasil, fundándose en materias propias de derechos humanos y en lo dispuesto en su legislación interna respecto del máximo de penas y la prohibición constitucional de las penas a perpetuidad. Así, es que hicieron presente que había sido condenado el día 13 de noviembre de 2003 por el Tribunal de Justicia del Estado de Sao Paulo, quien aumentó la pena en un total de 30 años, resultando condenado en definitiva a tres penas de 19, 6 y 5 años, por los delitos de extorsión mediante secuestro, asociación ilícita o cuadrilla y tortura», agregó el informe de Mario Carroza.
Según indicó el fallo revisado por el juez Carroza, “Mauricio Hernández Norambuena evadió el cumplimiento de sus condenas el 30 de diciembre de 1996, sin que existan registros de movimientos migratorios, por lo que si bien en principio sostuvimos que el plazo de prescripción no fue interrumpido”.
Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más