Publicado el 14 de febrero, 2019

Conferencia sobre Venezuela realizada en la OEA recauda 100 millones de dólares en Ayuda Humanitaria

Autor:

Emily Avendaño

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, se mostró satisfecho por el monto recaudado. No obstante, subrayó que “lo que más precisa Venezuela es un cambio de régimen, es la salida de la dictadura usurpadora”.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En la sede de la Organización de Estados Americanos, en Washington DC, se llevó a cabo la Conferencia Mundial de la Crisis Humanitaria en Venezuela, con la participación de 60 delegaciones provenientes de más de 30 países, organizaciones no gubernamentales y empresas privadas. El evento logró recaudar más de 100 millones de dólares para atender la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela.

El monto se logró con la colaboración de países como: Reino Unido, Alemania, Holanda, Canadá, Estados Unidos y Argentina; y fue convocado a solicitud del Gobierno interino de Venezuela, a cargo del presidente encargado Juan Guaidó.

José Manuel Olivares, diputado en el exilio y miembro de la Comisión para la Ayuda Humanitaria instalada por la Asamblea Nacional de Venezuela, entregó las cifras que justificaban la realización del encuentro. Subrayó que en su país hay más 40.000 pacientes con cáncer sin recibir quimioterapia, más de 70.000 pacientes con VIH sin acceso a antirretrovirales; 98% de escasez de medicamentos para atender enfermedades neurológicas, 70% de escasez de medicinas para la hipertensión, 82% de escasez de antibióticos. Agregó que hasta 2018 en Venezuela había 2.500 niños con enfermedades cardiovasculares y solo se pudo operar a 200 y que 68% de los quirófanos en la red pública de salud no están operativos.

“La ayuda humanitaria no es un ardid político o una maniobra de última hora. Es una lucha de años, de gremios, de ONG. La Asamblea Nacional decretó la existencia de una crisis humanitaria en Venezuela en enero de 2016. Para llegar aquí han muerto niños, adultos, abuelos, no por una enfermedad sino porque no hubo medicinas para atenderlos”, afirmó Olivares.

Debido a esta crisis, alrededor de 3,3 millones de venezolanos se han visto obligados a salir de su país. Hasta los momentos, la oposición venezolana ha logrado instalar centros de acopio de ayuda humanitaria en Cúcuta –en la frontera con Colombia–, en Roraima –en la frontera con Brasil–; y en Curazao, una isla situada frente a las costas venezolanas.

Respondieron a los cuestionamientos hechos por la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien señaló que la ayuda humanitaria que permanece en la frontera con Colombia era un “arma biológica”. “Todo cuenta con su registro sanitario y le han hecho control de calidad tanto en Estados Unidos, como en Colombia”, aseveró Olivares.

En el encuentro también participaron Marianella Herrera, coordinadora del Observatorio Venezolano de Salud; y Francisco Valencia, coordinador de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida). Este último afirmó que entre 2017 y 2018, fallecieron 3.000 personas por no haber tenido acceso a diálisis.

La Conferencia la cerró el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien se mostró satisfecho por los resultados financieros del evento, pero hizo la salvedad de que “ojalá no nos hubiéramos tenido que reunir nunca para hacer esto. Ojalá todo esto pudiera haber sido evitado y que ninguna crisis humanitaria hubiera ocurrido en este continente”.

Almagro agregó: “Miles han sido víctimas de una campaña de exterminio, porque no se puede denominar de otra manera; una masacre que afectó a pacientes de enfermedades crónicas, diabetes, enfermos renales, cáncer. Eso es un despropósito absoluto, niños que mueren por desnutrición, y detrás de cada cifra hay caras, personas, familias, parientes, amigos. Todo esto que hacemos es un paliativo para una situación absolutamente cruel, porque es absolutamente inmoral que una dictadura usurpadora pueda infringir tanto daño. Hacer tanto mal a su propia gente”.

En ese sentido reiteró que “lo que más precisa Venezuela es un cambio de régimen, es la salida de la dictadura usurpadora”.

Por Chile asistieron Raúl Sanhueza, director de Asuntos Consulares de la Cancillería; Hernán Salinas, embajador de Chile ante la OEA; y Alfonso Silva, embajador de Chile en Estados Unidos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar:

23 Mar
23 Mar