Publicado el 02 de septiembre, 2019

Comisión de Trabajo de la Cámara aprueba reducir la jornada laboral a 40 horas

Autor:

Sebastián Edwards

Por 7 votos a favor y 6 en contra, los parlamentarios dieron luz verde para avanzar en la iniciativa impulsadas por las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola. Mañana la comisión seguirá votando. Por su parte, desde Chile Vamos anunciaron que acudirán al Tribunal Constitucional, para plantear sus argumentos al señalar que el proyecto es «inconstitucional».

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tras horas de discusión, la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados aprobó el corazón del proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, impulsadas por las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola.

Se mostraron a favor los diputados Karol Cariola (PC), Gabriel Silber (DC), Gael Yeomans (CS), Maite Orsini (RD), Gastón Saavedra (PS), Loreto Carvajal (PPD) y Alejandra Sepúlveda (FRVS).

Por su parte, se manifestaron en contra Patricio Melero (UDI), Guillermo Ramírez (UDI), Ramón Barros (UDI), Alejandro Santana (RN), Frank Sauerbaum (RN), Francisco Eguiguren (RN)

Con apoyo de la DC, se aprobaron los primeros 3 numerales del artículo 1 del proyecto, pasando a debatirse un artículo transitorio que establece que no se reducirán los salarios si se establece este cambio.El resto de la iniciativa no alcanzó a ser votada para su despacho a la Sala, ya que el oficialismo abandonó la comisión luego que se cumpliera el tiempo estimado para el debate en la Comisión de Trabajo. Su discusión continuará durante la jornada de mañana martes.

La votación contó con 7 votos a favor y 6 en contra, la cual contó con el apoyo de la Democracia Cristiana,  tras fijar una gradualidad de cinco años para que las pymes se adapten al poryecto.

Frente a esto, la impulsora de la iniciativa, la diputada Camila Vallejo (PC), señaló que «entendemos que hay que hacer un gesto para las pymes en ese sentido, porque su capacidad de adaptación es muy distinta a las grandes empresas, nos hemos comprometido, hemos presentado una indicación y hemos conversado con otros diputados de otras bancadas de la comisión, como el diputado Gabriel Silber que nos ha propuesto cinco años y nos parece razonable».

En cuanto a la iniciativa planteada por Vallejo (PC), el Consejo Nacional de Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile (Conapyme) aseguró por medio de un comunicado que «dicha iniciativa es nefasta para nuestro sector, ya que implicará encarecer nuestros costos; y por lo tanto tendrá también un efecto negativo sobre el empleo».

En este sentido, hicieron un llamado al gobierno para que «utilice todas las vías constitucionales para detener este proyecto, con lo que reafirmamos los argumentos esgrimidos en la carta que entregamos el viernes en La Moneda, dirigida al presidente Sebastián Piñera».

La sesión estuvo marcada por la reserva de constitucionalidad que adoptaron los parlamentarios de Chile Vamos, quienes remarcaron que la iniciativa es «inconstitucional», por lo que recurrirán al Tribunal Constitucional para plantear sus argumentos.

A modo de ejemplo, en la sesión el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, señaló que «los choferes auxiliares de locomoción colectiva, de servicios interurbanos de transporte que hoy tiene una jornada de 180 horas, ahora no van a poder conducir más de 162 horas al mes y a todos ellos se les paga mayoritariamente por renta variable ¿Quién les va a responder por el resto del sueldo? Pareciera que nadie tiene respuesta para esto, como que no importara. ¿Tengo derecho como ministro a bajar el sueldo unilateralmente? No. ¿Tiene derecho el Congreso? Tampoco. Menos si son pequeñas y medianas empresas. Trabajadores a bordo de ferrocarriles de 180 a 162 horas, los trabajadores de hoteles, restaurantes y clubes cambian completamente su jornada. Se cambian completamente las jornadas excepcionales, que son las que pacta el sindicato con la empresa, porque no hay ninguna norma expresa que lo haya dejado afuera».

En la misma línea, agregó que «quiero hacer mía la reserva de inconstitucionalidad en forma categórica, tajante y completa que han hecho los parlamentarios. Y por las razones que dejaré incorporadas en el acta, porque este proyecto vulnera las normas constitucionales establecidas en nuestra Constitución y que vienen de constituciones anteriores. Este proyecto es inconstitucional y vulnera el artículo 65 inciso 4. ¿Sabe quién introdujo ese artículo en la Constitución? El Presiente Eduardo Frei Montalva, él lo introdujo ese artículo en que se establecía que era iniciativa exclusiva del Presidente de la República fijar los sueldos, salarios mínimos de los trabajadores del sector privado, aumentar sus remuneraciones y demás beneficios económicos o alterar las bases para determinarlos. Ese es uno de los artículos que se están vulnerando con este proyecto. Porque desde los años 70 es iniciativa exclusiva del Presidente de la República porque se alteran las bases de cálculo de las remuneraciones».

«La obligación de respetar y de hacer respetar la Constitución no es una opción, es una obligación de todo el Parlamento, de todos los diputados, de todos los senadores y de todo Gobierno», sostuvo el secretario de Estado.

En el mismo tono, añadió que «no es una opción ir al Tribunal Constitucional, es una obligación de todo gobierno y de todo parlamento respetar y hacer respetar la Constitución».

«No hay mayor daño que se pueda hacer a la democracia que cuando uno se arroga atribuciones que no tiene, facultades que la Constitución no establece y nosotros como Gobierno, por el mandato de los ciudadanos, como también lo tiene el mandato de todos los parlamentarios, es nuestra obligación y vamos a hacer todo lo humanamente posible para que en el Congreso los parlamentarios respeten y hagan respetar la Constitución», remarcó el titular de Trabajo.

El ministro Monckeberg subrayó que «lo que está pasando es que se rehúye este debate, porque cuando se reduce la jornada de 45 a 40 horas, se retira las indicaciones que nos acaban de notificar». Y agregó que tiene el «derecho y la obligación de hablarle a los trabajadores cuando no se les habla con la verdad, porque no quiero que por ningún motivo se establezca que el Gobierno puedo haber sido cómplice de normas que terminan engañando y perjudicando al trabajador».

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más