Publicado el 31 de marzo, 2020

Cámara Diputados aprueba proyecto de protección del empleo y ley queda lista para ser despachada

Autor:

Trinidad Morel

Con 90 votos a favor, 7 en contra y 6 abstenciones, la Cámara Baja aprobó el proyecto que faculta el acceso a prestaciones del seguro de desempleo en circunstancias excepcionales como la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19

Autor:

Trinidad Morel

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta tarde la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley, presentado el 25 de marzo en un mensaje del Presidente de la República, Sebastián Piñera, que faculta el acceso a prestaciones del seguro de desempleo de la ley N° 19.728, en circunstancias excepcionales, como es la emergencia sanitaria en que se encuentra el país por la pandemia del Covid-19.

El proyecto que tiene como objetivo la protección del trabajo en tiempos de crisis por el coronavirus fue aprobado en su tercer trámite por 90 votos a favor, 7 en contra y 6 abstenciones. Para que se convirtiera en ley se necesitaban 78 afirmativos, ya que contiene normas de quórum calificado.

Entre las medidas que incluye esta nueva ley está el acceso extraordinario a prestaciones de cesantía por efecto de la declaración o acto de autoridad que disponga la paralización total de actividades, y la realización de pactos de suspensión fuera de los períodos comprendidos en el mandato de autoridad cuando exista una afectación total o parcial de la actividad del establecimiento respectivo por la crisis sanitaria que atraviesa Chile y el mundo por el Covid-19.

Asimismo, el proyecto conlleva una protección especial para trabajadores de casa particular. En este caso, los trabajadores verán suspendidas sus relaciones laborales, mientras que los empleadores estarán obligados a continuar pagando y enterando las cotizaciones de salud y del seguro de invalidez y sobrevivencia.

Esta iniciativa es fundamental para los trabajadores del país que cuenten con contrato de trabajo y estén cubiertos por el seguro de cesantía, los cuales son a aproximadamente 4 millones y medio de personas», destacó la ministra del Trabajo.

La ley también contiene «Pactos de reducción temporal de jornadas de trabajo», en que los empleadores y trabajadores afiliados al Seguro de Desempleo, podrán pactar una reducción temporal de la jornada de trabajo, teniendo derecho el trabajador a una remuneración de cargo del empleador equivalente a la jornada reducida, y a un complemento de cargo de su Cuenta Individual por Cesantía. Sin embargo, no se podrá pactar una reducción superior al 50% de la jornada de trabajo originalmente convenida.

La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, agradeció a los parlamentarios tanto del oficialismo como de oposición por la cooperación en la tramitación del proyecto. Además, destacó que «esta iniciativa es fundamental para los trabajadores del país que cuenten con contrato de trabajo y estén cubiertos por el seguro de cesantía, los cuales son a aproximadamente 4 millones y medio de personas», ya que obtienen una solución en caso que por las circunstancias sanitarias del país, sus empresas o lugares de trabajos no puedan seguir funcionando o deban reducir la jornada.

La ministra Zaldívar fue clara en asegurar que «este no es un proyecto que busque dar algún tipo de subsidio a aquellas empresas que sí pueden seguir pagando las remuneraciones y que sí siguen trabajando», ya que explicó que en ese caso si hay, por ejemplo,  trabajo a distancia o si el empleador se ha comprometido a mantener condiciones más favorables, esas son las condiciones que deben mantenerse.

El subsecretario de la cartera, Fernando Arab, también expresó su agradecimiento a los legisladores y aseguró que el proyecto «significará un respiro para miles de trabajadores y pymes que hoy están siendo afectados por la pandemia del Covid-19». 

Este mensaje elaborado por el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, fue creado para disminuir en la medida de lo posible los efectos laborales negativos que ya ha provocado y seguirá generando este brote infeccioso que afectaa más de 200 países en el  mundo, y que obligó a los gobiernos a tomar medidas radicales para evitar la que este contagioso virus se siga expandiendo.

Este no es un proyecto que busque dar algún tipo de subsidio a aquellas empresas que sí pueden seguir pagando las remuneraciones y que sí siguen trabajando», afirmó Zaldívar.

A pesar de las medidas que están implementando las autoridades de la mayoría de las naciones afectadas por la pandemia, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que esta crisis sanitaria podría aumentar el desempleo mundial a casi 25 millones de personas y que, probablemente tendrá impactos laborales en el largo plazo en la cantidad de empleos, la calidad del trabajo (salarios y protección social) y en grupos específicos más vulnerables frente a resultados adversos en el mercado laboral.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA