Publicado el 05 de marzo, 2019

Arzobispado informa que primeras denuncias contra sacerdote Tito Rivera las recibió el año 2011 y asegura que fue sancionado

Autor:

Sebastián Edwards

La institución religiosa se refirió a los presuntos abusos cometidos en la Catedral de Santiago y dan a conocer, por medio de un comunicado, las sanciones impuestas al sacerdote en septiembre del año pasado.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El caso que involucra al sacerdote Tito Rivera se ha instalado como agenda principal de la Iglesia Católica, tras las acusaciones de abuso sexual cometidos por el religioso en la Catedral de Santiago.

Desde el Arzobispado de Santiago informan que “en relación a las publicaciones en medios informativos sobre hechos denunciados contra el presbítero Rivera Muñoz, informamos que -además de la condena canónica, que fue ejecutada en septiembre de 2018 en su contra- se iniciará una revisión exhaustiva para esclarecer todos los antecedentes que han sido conocidos públicamente. Las conclusiones de dicha revisión se comunicarán oportunamente a la ciudadanía”.

El 1 de agosto de 2011 recibieron las primeras denuncias. Cuatro años después comenzó una investigación canónica.

El 11 de noviembre de 2016, en presencia del Arzobispo de Santiago, se definió el proceso administrativo penal, determinándose que el presbítero es “culpable de delitos en contra del Sexto Mandamiento del Decálogo continuados en el tiempo con escándalo, con personas mayores de edad, tal y como lo especifica el canon 1395§1 CIC”.

Las penas fueron las siguientes: 10 años de suspensión del ministerio público, pudiendo celebrar la Eucaristía sólo privadamente y con la compañía de una persona mayor de 50 años”.  “Prohibición de reunirse y mantener contacto con jóvenes”.. “Se le fijará la residencia de común acuerdo con el Sr. Arzobispo”. “Si el padre Rivera no cumple tales medidas, una vez cumplidos los 10 años, la suspensión podrá ser impuesta por un período mayor”.

Tuve muy poco contacto con él, el caso es impresentable, es terrible, yo creo que es inaceptable”, indicó el obispo Fernando Ramos sobre los hechos ocurridos en la Catedral de Santiago denunciados por Zoro Daniel Rojas Álvarez.

Noticia en desarrollo

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar:

23 Mar
23 Mar