El Presidente de Estados Unidos, Donal Trump, vuelve a acusar de fraude electoral  y aseguró que ganó las elecciones. Afirmó que obtuvo 71 millones de votos legales y son los necesarios para ganar.

El 45º Presidente de EE.UU., luego del primer día de votaciones, martes 3 de noviembre, se autoproclamó ganador de las elecciones y acusó a los demócratas de “robo” y “fraude”. Durante el quinto día de elecciones, Trump había mantenido silencio, pero luego de que el candidato demócrata, Joe Biden, ganara el estado de Pensilvania, Trump vuelve a referirse de «fraude».

El comando de Donald Trump se resiste a la victoria de Joe Biden en las elecciones para convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos. En palabras de los abogados de Trump, afirman que hubo más de 600 mil votos que llegaron tarde al sistema y que el Presidente no dejará el cargo si hay tantos votos en duda. Sin embargo, si se mantienen los resultados, Trump sería el primer presidente de EE.UU que no es reelecto desde 1992 y el cuarto de toda la historia de EE.UU.

El viernes 6 de noviembre, a través de un comunicado firmado por Matt Morgan, asesor general de la campaña del candidato del Partido Republicano que busca ser reelecto, expresó que «la elección no ha terminado». El comunicado afirma: «Hay muchas irregularidades en Pensilvania, incluso algunos oficiales electorales que han evitado que nuestros observadores legales tengan acceso a las locaciones del conteo de votos. Continuamos con nuestro desafío en la Corte, pero nos quitaron tiempo valioso y negaron la transparencia que nos concede la ley estatal. En Nevada parecieran haber miles de individuos que emitieron votos de forma ilegal».