Con un 99,82%  de las mesas ya escrutadas, el Servel da por ganador a Claudio Orrego como gobernador regional de la Región Metropolitana. El histórico de la Democracia Cristiana y candidato de Unidad Constituyente alcanzó el 52,62% de los votos, mientras que Karina Oliva, del Frente Amplio, logró un 47,3% del escrutinio.

Desde el comando de la DC, el electo gobernador Claudio Orrego, señaló que «levantar a la RM después de la pandemia va a ser una tarea muy difícil, por sus problemas, y la desigualdad profunda entre las distintas comunas, la inseguridad, e instalar un cargo inédito en la historia de Chile. Estas tareas que son tan grandes no las puede enfrentar una persona sola. Aquí nadie sobra, nos necesitamos todos».

Así mismo hizo un llamado a realizar una actividad colaborativa, «quiero hacer compromiso trabajar con todos los alcaldes, sin importar su color político y los invito a que se sumen en esta tarea. Y hacer un llamado a que cuidemos nuestra convivencia, y democracia. Es importante desterrar el odio, el afán de dividirnos entre amigos y enemigos. Nos necesitamos para poder trabajar por la justicia que tanto nos pide la gente. Es importante que aprendamos a respetarnos. Y sobre todo que desterremos para siempre la violencia como medio de acción política», agregó.

Por su parte, la candidata del FA reconoció la derrota y felicitó a su contrincante tras el triunfo. «Los invito a todos y todas que votaron, nos apoyaron sigan organizándose para construir un país más justo», aseguró.

En tanto, la presidenta del partido Carmen Frei celebró el triunfo y señaló que «con mucha alegría recibimos los resultados y como DC sentimos que la ciudadanía ha vuelto a confiar en nuestras ideas y en los liderazgos que han visto a lo largo de todo el país. En nombre de la DC agradezco a los millones de chilenos que en condiciones muy adversas volvieron a votar».

Al mismo tiempo, la líder de la falange, valoró el resultado logrado por Unidad Constituyente que consiguió posicionarse en la Región Metropolitana, Arica y Parinacota, O’Higgins, Maule, Ñuble Los Ríos, Los Lagos, Aysén.

Con lo que dijo, «también representa el fracaso del actual gobierno. Es evidente que en Chile se quiere un cambio profundo en la conducción. Pensado en ellos renovamos el compromiso para mejorar la calidad de vida. Ese es nuestro centro (…) Haremos los cambios respetando las instituciones y la democracia, sin populismos, ni autoritarismos de derecha o izquierda. Y sin destruir todo aquello que nos ha costado tanto construir», precisó.

Noticia en desarrollo…