Por segundo día consecutivo, Jaime Mañalich, ex ministro de Salud, compareció ante un tribunal como calidad de imputado por presuntos delitos relacionados al manejo de la pandemia de Covid-19. En esta oportunidad, el ex secretario de Estado se volvió a enfrentar al interrogatorio de los fiscales, el cual fue calificado por su abogado Gabriel Zaliasnik como «reiterativo» y defendido por la fiscal Ximena Chong.

Casi una hora después del inicio de la audiencia, Chong manifestó su molestia por los cuestionamientos al fiscal Marcelo Carrasco: «Si es que el tribunal entiende que el único objeto de esta diligencia es escuchar al imputado en su declaración espontánea, sin que el Ministerio Público pueda enfrentar esa declaración, que así lo diga, porque en ese caso la fiscalía no haría más preguntas«, dijo.

En medio de la crispación, el abogado Samuel Donoso expresó su preocupación por el tono de la fiscal. «Es un tono que, no voy a calificar de amenazante, pero me parece que no corresponde la solicitud que le hace al tribunal en orden a definirse respecto si ellos pueden o no realizar su interrogatorio», indicó.

Según Zaliasnik, en la audiencia se estaba adaptando las reglas del juicio oral con los incisivos interrogatorios, lo cual consideró como incorrecto. «La dinámica que plantea el fiscal (Carrasco), lo digo con mucho respecto, es una dinámica de juicio oral y no una dinámica donde debiera primar el principio de objetividad».

Se trató de una jornada parecida al primer día de audiencia contra el ex ministro de Salud. De acuerdo con la defensa de Mañalich en este día y media de interrogatorios se realizaron preguntas repetitivas y «engañosas».