Luego del primero tramo, el 24 de enero se desarrolló una sesión especial en la Sala del Senado donde se aprobó con 37 votos la Pensión de Garantía Universal (PGU), para que pensionados adscritos actualmente en el Pilar Solidario reciban un nuevo monto de $185.000 durante la tercera semana del mes de febrero, mientras que a los nuevos jubilados a seis meses más.

Hoy miércoles, se debatió su tercer trámite en la Cámara de Diputados la iniciativa que disminuye o suprime las exenciones tributarias que proveerá el 0,67% del Producto Interno Bruto (PIB) para costear el sistema que sustituye la Pensión Básica Solidaria (PBS) y el Aporte Previsional Solidario de invalidez (APS). Es decir, del Pilar Solidario que entrega el Estado chileno.

Durante esta mañana, el ministro del Trabajo y Previsión Social, Patricio Melero, aseguró que beneficiará a 2,4 millones de personas mayores de 65 años, llegando al 80% más vulnerable del país, con excepción del 10% con ingresos mayores.

«2.158.000 por pensión de vejez y a 323.520 por pensión solidaria de invalidez que, también son parte de este beneficio y de acuerdo a lo que aprobamos en el Senado, también se van a incorporar a los menores de 18 años con discapacidades mentales y físicas», agregó Melero.

Así esta tarde, la Cámara Baja aprobó la Pensión Garantizada Universal (PGU) unánimemente con 112 votos, junto a su financiamiento con 124 sufragios para ser despachada a ley de la República.

Cabe destacar que para quienes reciben pensiones autofinanciadas, por ejemplo $500.000, contará con $685.000 mensuales a contar de agosto de este año. Esto excluye a las personas pertenecientes al 10% más rico del país.