Guarequena Gutiérrez, embajadora de Venezuela en Chile, renunció a su cargo. «Gracias querido Carlos, seguimos trabajando por Venezuela, como bien dices, pocos saben lo difícil que ha sido, aunque siempre con la gratificación de actuar desde el corazón y con convicción. Al igual que tú, en Perú, continuamos la labor de construir.
¡Un gran y sentido abrazo!», respondió Gutiérrez a su homólogo en Perú, Carlos Scull, que agradeció por su gestión y destacó que «pocos saben las dificultades que tuviste que enfrentar».

Gutiérrez, de 36 años de edad, fue designada por Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional reconocido como presidente de Venezuela por más de 50 países, hace más de un año. Su renuncia se debió a razones económicas y migratorias y estuvo en funciones hasta el 31 de mayo. «Yo llegué a Chile en septiembre de 2018 con Visa de Responsabilidad Democrática. Antes de que se venciera, pedí la prórroga por un año más, que es lo que corresponde. Y ahora en julio debo pedir la visa sujeta a contrato«, explicó a El Líbero.

Todavía Guaidó no ha designado a un representante diplomático que sustituya a Gutiérrez en Chile.