Tras conocerse los primeros resultados del plebiscito que favorecen a la opción del Apruebo, el Presidente Sebastián Piñera se pronunció desde el Palacio de La Moneda: «Los chilenos hemos demostrado que el diálogo es más fecundo que la intolerancia«.

Junto a la totalidad del gabinete, el Mandatario realizó un llamado a trabajar en conjunto por una nueva Carta Magna. «Una Constitución nunca parte de cero, porque representa el encuentro de generaciones. Una Constitución siempre debe recoger la herencia de las generaciones que nos antecedieron, la libertad y la voluntad de las generaciones presentes y la esperanza de las generaciones que vendrán».

El Jefe de Estado destacó el carácter cívico de la jornada: «Hoy, los chilenos y chilenas han expresado libremente su voluntad, a través de las urnas, eligiendo la opción de una Convención Constituyente que, por primera vez, tendrá plena igualdad de hombres y mujeres para poder acordar una nueva Constitución para Chile. Hoy, hemos demostrado nuevamente la naturaleza democrática, participativa y pacífica de los chilenos».

Según Piñera, es necesario que «todos los hombres y mujeres de buena voluntad» entreguen lo mejor de sí mismos para «abrir los espíritus al diálogo» y así lograr que el proceso constituyente logre sus objetivos. «Más allá de la nueva Constitución, nuestro Gobierno tiene un claro y firme compromiso de seguir avanzando sin descanso para aliviar y resolver las grandes necesidades y carencias que han generando tanto dolor y angustia a las familias chilenas, y que se expresaron en las manifestaciones pacíficas del año pasado».

Destacó que en los últimos meses se enfrentaron a «tiempos extraordinariamente difíciles», especialmente colocando foco a la «ola de violencia y destrucción que tanto daño ha causado a las familias chilenas», la recesión económica y la pandemia de Covid-19.

Por último, el Presidente convocó a todos los sectores a la unidad frente a los próximos desafíos y pidió a la ciudadanía pidió que tras terminar la jornada se volvieran tranquilamente a sus casas y que cuidarán su salud, condenando la violencia. «Hago un llamado a la unidad para enfrentar los grandes desafíos del futuro. Y le pido a mis compatriotas que estemos a la altura de este desafío histórico».