Este domingo el Presidente Sebastián Piñera anunció el comienzo del Plan de Reapertura de las Fronteras en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez tras 8 meses de estar cerrado por la crisis sanitaria. La primera etapa de este plan gradual comienza mañana a las 00:00 horas y consiste en la apertura de las fronteras para los extranjeros que no residen en Chile, quienes tendrán que entregar una declaración jurada con su estado de salud, sus planes de viaje y contactos en Chile.

Sumado a esto, los extranjeros tendrán que enviar al país un examen PCR negativo que tenga 72 horas de antigüedad, realizado por una autoridad sanitaria, antes de embarcarse en el país de origen. Los extranjeros tendrán que contar con un seguro de salud que cubra las prestaciones médicas relacionadas con el coronavirus, para su estadía en Chile.

El Plan de Reapertura de las Fronteras se inserta dentro del plan «Paso a paso nos cuidamos» y es gradual a la situación sanitaria de cada región, por lo que a medida que disminuyan los casos de Covid-19 se irán sumando al plan los distintos aeropuertos y entradas terrestres y marítimas del país.

El Mandatario informó que «en una primera etapa y hasta el 7 de diciembre, los extranjeros no residentes que provengan o hayan estado en los últimos 14 días en países declarados de alto riesgo por la Organización Mundial de Salud, deberán cumplir obligatoriamente con una cuarentena de 14 días en nuestro país«.


Este plan tiene tres pilares fundamentales: seguridad y protección de la salud; gradualidad según la situación sanitaria y trazabilidad y control. Este tercer eje señala que todos quienes entren al país tendrán que someterse a un periodo de vigilancia de 14 días, donde tendrán que informar diariamente a la autoridad sanitaria su ubicación y estado de salud.

El Presidente Piñera señaló que «a pesar de las graves y enormes tormentas y adversidades que hemos debido enfrentar y sin desconocer, por cierto, los rebrotes del coronavirus que estamos experimentando en algunas regiones del sur y, por supuesto, los dolores, las penurias que han debido sufrir muchos de nuestros compatriotas, quiero decir que, con el aporte y la colaboración de todos los chilenos, nuestro barco está avanzando con timón y quilla firme hacia un buen puesto«.