Tras el terremoto 7,2 que sacudió a Haití, el Presidente Sebastián Piñera expresó su apoyo a la nación. Por medio de su cuenta de Twitter, el Mandatario aseguró que se contactó con las autoridades locales y que desde el Gobierno ya están preparando el envío de ayuda humanitaria «que sin duda, necesitan con desesperación y urgencia».

Un avión Boeing KC135 de la FACh será el encargado de llevar la ayuda comprometida. El cargamento contempla 16 toneladas de alimentos, agua, artículos de higiene y antibióticos que no requieren refrigeración: habrá 11.000 litros de agua purificada, kits de alimentación y raciones como harina, azúcar, pastas, arroz, legumbres y leche en polvo. Se enviarán sets de higiene personal para hombre y mujer, además de medicamentos.

El trayecto será con destino al aeropuerto internacional de la ciudad de Puerto Príncipe, capital de Haití en un vuelo directo que durará, aproximadamente, 7 horas y 50 minutos.

En el aeropuerto y a pocos minutos de que se enviara la ayuda, el Mandatario aseguró:  «He conversado hoy día con los Presidentes de Panamá y de Costa Rica para poder coordinar que Chile provea el transporte aéreo de la ayuda humanitaria que ellos también van a enviar a Haití«.

Tras la catástrofe, el ministro Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, también envió un mensaje de apoyo al país centroamericano y aseguró que Chile está preparado para colaborar en la reconstrucción: “Desde Chile queremos enviar un mensaje de apoyo y solidaridad hacia Haití por el terremoto sufrido hoy. El Gobierno de Chile está preparado para asistir de manera rápida esta emergencia y colaborar con el pueblo haitiano en el proceso de reconstrucción”.

El terremoto sacudió a Haití a eso de las 8.29, hora local. Según el informe del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el sismo tuvo una profundidad de 10 kilómetros y su epicentro se ubicó a 12 kilómetros al noreste de Saint-Louis du Sud.

Las autoridades haitianas confirmaron que hay fallecidos. En medio de las primeras informaciones, el director de protección civil, Jerry Chandler aseguró que “hay muertos, puedo confirmarlo, pero todavía no tengo el número exacto”.

El movimiento sacudió a todo el país y a naciones vecinas como República Dominicana.  A pesar de que todavía no se cuantifican los daños, los testigos han informado y registrado una serie de videos donde se muestra la destrucción en las calles y los damnificados.