El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, junto al ministro de la Segpres, Juan José Ossa, se reunieron con el director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, general inspector Esteban Díaz, para dar a conocer el protocolo de seguridad que se implementará para resguardar el perímetro de la Convención Constitucional.

Los dos edificios que se realizará a cabo la Convención, el Palacio Pereira y el ex Congreso, contarán con un servicio similar al de La Moneda y el Congreso de Valparaíso. Contará con distintos anillos de seguridad que se irán activando en función de las distintas situaciones que ocurran al exterior. Además, los edificios contarán con control de acceso.

El ministro Delgado afirmó en el punto de prensa que la labor del Gobierno «es asegurar que la democracia pueda seguir su curso, que pueda seguir funcionando con esta etapa de Convención Constituyente», y que las personas que colaboren en este proceso, tanto los constituyentes, como las personas que participen de sesiones o trabajen en el lugar, puedan tener , «las garantías mínimas de seguridad para poder efectuar su labor sin ninguna presión indebida o sin ninguna presión que muchas veces ciertos grupos minoritarios quieren ejercer sobre las personas que van tomando decisiones».

Señaló que ya estaban listos los lugares del Palacio Pereira que ocuparán los constituyentes, como las oficinas y las salas de las comisiones, y que el resto del edificio seguirá funcionado con normalidad como centro cultural. Respecto al ex Congreso, comentó que se están haciendo las debidas remodelaciones para albergar el trabajo de los convencionales.