Dos personas fallecidas, una de ellas menor de edad, dejó un ataque incendiario ocurrido en la madrugada de este jueves en Tirúa, Región del Biobío. Una de las víctimas habría fallecido producto del incendio, mientras otra, en consecuencia de un impacto de bala.

Esta situación, catalogada como un “atentado narcoterrorista”, desencadenó en una carta de la Multigremial Nacional, firmada por sus 62 miembros, en la que se solicita, entre otras cosas, que el gobierno declare Estado de Sitio de manera inmediata para detener “la escalada de violencia, miedo y muertes que azotan a la zona desde hace 20 años”.

Sin embargo, en la carta también exigen a la Convención Constituyente, que emita una declaración formal que transparente la postura de los convencionales frente a la violencia. El llamado a transparentar posturas también fue realizado a  diputados y senadores de la República. «Su silencio los convierte en cómplices de tan terribles asesinatos”, señalaron.

Por otro lado, plantean que se debe evaluar de manera urgente el accionar de los fiscales, acusando un actuar negligente en el ejercicio de sus funciones.