Esta tarde falleció el trabajador César Andrés Millahual Cayupe, de 22 años de edad, tras recibir un disparo por la espalda, mientras desempeñaba labores forestales en un predio ubicado en la comuna de Cañeta, en la Región del Biobío. Se trata de la primera víctima fatal del conflicto este año, y es  de origen mapuche.

Preliminarmente se informó que cerca de 10 encapuchados llegaron hasta el sector de Butamalal, donde el joven de 22 años se encontraba operando una máquina skidder, cuando fue sorprendido por sujetos que le dispararon en la espalda, a la altura del tórax.

El operador fue trasladado al servicio de urgencias del Hospital Calbullanca de Cañete, pero al llegar ya había fallecido.

La senadora por la Araucanía, Carmen Gloria Aravena apuntó que, “nadie podría negar que en nuestra zona hay una ausencia del Estado” y  aseguró que “ningún político, particularmente las autoridades electas, tenga la tupé de hablar de, entre comillas, legítimas reivindicaciones o llamar a dialogar con terroristas”.

“Aquí no hay medias tintas o ‘peros’ que valgan y todo Chile debe repudiar lo que pasa en el Bíobío y en la Araucanía, porque o se está con las víctimas o con los asesinos”, agregó.

La Fiscalía instruyó a la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones PDI para que desarrolle las diligencias tendientes a ubicar a los autores del crimen.

«Solidarizamos con la familia de este joven trabajador y condenamos la acción delincuencial que terminó con su vida. Esperamos que se encuentre a los responsables a la brevedad», comunicaron desde el Gobierno Regional del Biobío.