El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, condenó la quema de cuatro buses del servicio de transportes RED, ocurrida ayer en la Región Metropolitana. «Ocurre en un lugar que conozco muy bien, el eje Alameda. No tengo recuerdo de una quema tan masiva de buses. Sólo decir que con esto solo pierde la gente más vulnerable, la gente que debe levantarse muy temprano, en la mañana para llegar a su trabajo, la gente que llega muy tarde a su casa, luego de trabajar. Son cerca de 1.500 usuarios, que pierden con esta quema», dij0 este viernes en una conferencia de prensa.

El jefe del Interior aclaró que «no es ninguna reivindicación social«, sino que «esto es delincuencia, esto es lumpen, esto es hacer daño a las personas que más lo necesitan». Se refirió a la solicitud de congresistas opositores de indulto a detenidos por delitos asociados a las revueltas de 2019. «Hay que ser muy claros. Las personas que han cometido delitos no son presos políticos», detalló.

El ministro Delgado aseguró que serán «implacables» con los responsables; y también rigurosos en la obtención de todos los antecedentes, evidencias, necesarias para la investigación. «Que el día de mañana no vengan a decir: ‘Oye, esta persona está privada de libertad por haber dicho lo que pensaba, por una ideología, no. Si estas personas van a estar privadas de libertad el día de mañana va a ser por haber hecho un daño grave al transporte público», agregó.

Las manifestaciones de ayer no solo sucedieron en la Región Metropolitana, sino en otros sitios del país, donde decenas de personas pidieron dejar en libertad a condenados por delinquir durante las protestas antigubernamentales.