El incendio que ocurrió durante el día sábado, destruyó por completo la infraestructura para el nivel básico de la escuela municipal Juan Aguilera Jerez de Cañete. Ante este incidente, el día de hoy el ministro de Educación, Raúl Figueroa, presentó una denuncia ante la Fiscalía Regional del Biobío.

«Debemos ser claros y enfáticos en condenar toda violencia y muy particularmente aquella que afecta de esta manera el derecho a la educación de nuestros niños y jóvenes. Por ello, hemos presentado, junto al intendente y el seremi de Educación, una denuncia para que la Fiscalía pueda investigar con celeridad estos hechos y dar con los responsables«, enfatizó el ministro de Educación.

Solo en esta semana más de 8 colegios han sido dañados en la región Metropolitana, Arica y Parinacota, Antofagasta y Biobío, siendo en esta última zona donde se produjo el incidente más grave. La escuela Juan Aguilera Jerez estaba llevando a cabo un proyecto de $240 millones para mejorar su infraestructura, con el objetivo de brindar mejores espacios educativos a sus 127 alumnos, cuando el atentado se produjo, lo que dejó a los alumnos entre primero y octavo básico sin escuela.

El alcalde de Cañete, Jorge Radonich, expresó que «es tremendo, más aún cuando se trata de una escuela donde los alumnos son de descendencia mapuche. Yo soy profesor, el perder una escuela es perder una luz. Uno se siente impotente ante este tipo de situaciones, y lo que más quisiéramos es que estos alumnos no se vean privados de la educación. Entre la gente del sector, hay mucha pena, hay mucho dolor porque se ha afectado lo más importante que es la escuela”, señaló.

Con este último incendio, la cifra de escuelas vandalizadas desde el 18 de octubre de 2019 llega a 129.