En una declaración pública la Mesa Ampliada de la Convención Constitucional informó que aceptó la renuncia de Rodrigo Rojas a la vicepresidencia. Su salida se da luego de que el convencional de Pueblo Constituyente, ex Lista del Pueblo, admitió que mintió y confesó no estar enfermo con cáncer, una leucemia que supuestamente había sido diagnosticada en 2012.

«Lamentamos profundamente lo ocurrido con el convencional Rodrigo Rojas Vade y empatizamos con el dolor que esta situación ocasiona», comienza el comunicado de la mesa liderada por Elisa Loncón y Jaime Bassa. «Ante la seriedad de los hechos, hemos aceptado la renuncia que el Sr. Rojas ha presentado esta tarde a la Vicepresidencia adjunta de la Convención«, continúa.

«Mantenemos nuestro compromiso irrestricto con la transparencia y la probidad en el ejercicio de nuestros cargos, por lo que iniciaremos los procedimientos internos correspondientes.  Asimismo, pondremos a disposición de los organismos respectivos todos los antecedentes de los cuales dispongamos», agregan en la declaración.

Afirman que la Convención seguirá el curso institucional previsto para los próximos días, en los que se «inicia la deliberación de las normas reglamentarias por parte del Pleno».

La revelación del convencional constituyente generó la respuesta inmediata del mundo político y civil en las redes sociales, sobre todo desde el oficialismo desde donde, tanto convencionales como parlamentarios, emplazaron a Rojas para que renunciara a la vicepresidencia de la Convención.

Fue el propio convencional quien admitió en La Tercera que sentía que debía retirarse. El constituyente Fernando Atria explicó sobre las opciones legales de Rojas y recordó que los convencionales se rigen por las normas de los parlamentarios, por lo que “en el caso de un parlamentario independiente, no hay reemplazo” y aclaró que en lo formal, no existe la posibilidad de renuncia voluntaria de estas autoridades.